miércoles, 19 de mayo de 2010

Rimbaud / Hasta en las chapas



Arthur RimbaudSe conservan un centenar de páginas de su poesía, el instrumento con el que quiso "cambiar la vida" y que abandonó a los 18 años. Hay ediciones de su obra en casi cualquier idioma, y eso incluye el cingalés (!). En Francia, el gran salto se produjo en el centenario de su nacimiento; en 1954, la revista Paris Match le dedicó su portada y ocho páginas, bajo el titular de Arthur Rimbaud: ángel o demonio. En Estados Unidos, la figura del poeta en su faceta más irreverente caló en el movimiento de la contracultura a través de los escritores de la beat generation.

El Rimbaud relacionado tortuosamente con Paul Verlaine devino icono gay; la prensa juvenil explota el mito del adolescente rebelde y los viajeros admiran al trotamundos que dejó París para explorar las tierras africanas y acabar de traficante de armas. La imagen más presente de todas acaso sea la de la fotografía tomada por Etienne Carjat, que muestra a un Rimbaud adolescente de pelo revuelto y con aspecto de dandi. Un retrato con poderes de seducción planetarios. Aparece en camisetas, bodys de bebé, chapas y ¡hasta en un tanga!
Posología: Tómese, de una sola vez, con un sorbito de su refresco habitual, no se han detectado efectos adversos.

2 comentarios:

  1. La edad en que uno desaparece es inversamente proporcional a lo que se le recuerda. He leído poemas sueltos y tuve que hacer algún trabajo en la uni,pero no tengo nada especial que decir sobre él.
    Sinceramente lo que más recuerdo es que nuestro amigo Rimbau, acabó hasta las narices de que le llamaramos “poeta” por la similitud de nombre y creo que lo que más le he visto leer es el listín de teléfonos
    Salut

    ResponderEliminar
  2. A la obra de Rimbaud, para no variar, llegué tarde. Para mi es un artista comparable a Mozart o a Turner, cada uno en lo suyo. Y además, en mi concepción del mundo, el complemento de Marx.
    Un saludo

    ResponderEliminar