lunes, 28 de junio de 2010

El bloguero anónimo


"El bloguero no lee a sus colegas, los vigila"


Anónimo

6 comentarios:

  1. Ja,ja,ja.

    Yo solía leer casi todos los post de los blogs que sigo (y te aseguro que eso llevaba tiempo). Desde que he llegado sólo he leído aquellos en los que he dejado comentario y tal vez algún otro en los que no dejé...pero es que mi tiempo ya no da para más.
    Pero bueno, me ha hecho gracia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con David, y también me he reído. Siempre luchando contra el tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Llevo 4 meses con el blog y he aprendido (tarde) una cosa: hay que elegir, despiadadamente.
    La cortesía de yo te comento tu me comentas y todos nos tocamos los tambores viceversicos, para mi se ha acabado. No pierdo más el tiempo por "cortesía", ya no tengo edad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Espero que esta sentencia no implique que yo no pueda comentar en el tuyo.
    De hecho a mi si me gusta comentar, tanto si hay o no "devolución" de comentario.
    Salut

    ResponderEliminar
  5. Preguntó dos veces “¿las preparan estofadas?” y la camarera, de indefinido origen, se limitó a decir “es alubrias rrojas de Toulosa”.
    Pues eso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. De lo que no tengo duda es que a veces las palabras se pelean con las ideas. Unas quieren decir una cosa y las otras se empeñan en decir otra. Parece mentira que una palabra llegue a producir acaloradas discusiones porque no le ha dado la gana de estar en su sitio y ha hecho que la idea quede convertida en una desgraciada controversia. Si yo fuera una idea, elegiría bien las palabras que quiero para que me expresen. Nada de palabras complicadas que se creen muy importantes por tener un significado sólo accesible a unos pocos iluminados. Puede que le den brillo al texto pero la idea queda eclipsada y entonces el significado que es lo que ella debería perseguir no se ve. Pobres ideas siempre a expensan de las palabras.
    Extracto "El cansancio de las palabras" por Carme Carles

    ResponderEliminar