jueves, 10 de junio de 2010

Ezra Pound / Poemas


UN PACTO

Haré un pacto contigo, Walt Whitman-
Te he detestado ya bastante.
Vengo a ti como un niño crecido
Que ha tenido un papá testarudo;
Ya tengo edad de hacer amigos.
Fuiste tú el que cortaste la madera,
Ya es tiempo ahora de labrar.
Tenemos la misma savia y la misma raíz-
Haya comercio, pues, entre nosotros.

Ezra Pound

*******************************************


LA BUHARDILLA

Vamos, compadezcamos a los que están mejor que
nosotros,
Vamos, amigo, recordemos
que los ricos tienen camareros y no
amigos.
Y nosotros tenemos amigos y no camareros.
Vamos, compadezcamos a los casados y a los no
casados.
La aurora entra con pasitos menudos
como una dorada Pavlova,
Y yo estoy junto a mi deseo.
Y la vida no tiene nada mejor.
Que esta hora de diáfana frescura,
la hora de despertarnos juntos.

Ezra Pound

*******************************************



LA ISLA EN EL LAGO
Oh Dios, oh Venus, oh Mercurio, patrón de los ladrones,
Dame a su tiempo, te suplico, una tiendita de tabaco,
Con las brillantes cajitas
primorosamente apiladas en los estantes
Y el fragante andullo suelto
y la picadura,
Y el brillante Virginia
suelto en los vasos de vidrio,
y un par de balanzas no demasiado grasientas,
y las prostitutas entrando de pasada para una palabra
o dos,
Para una broma, y arreglarse el pelo un poquito.
Oh Dios, oh Venus, oh Mercurio, patrón de los ladrones,
Préstame una tiendita de tabaco,
O instálame en alguna profesión
Que no sea esta maldita profesión de escribir,
Donde uno necesita su cerebro todo el
tiempo.

Ezra Pound

2 comentarios:

  1. ¿Conoces un librito sobre Venecia de Iosif Brodskij: Fondamenta degli incurabili. Allí cuenta una jugosa anécdota sobre la viuda de Pound ((http://lulafortune.blogspot.com/2008/12/fondamenta-degli-incurabili.html)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No conocía el libro, aunque al volver a leer tu post, he recordado haberlo leído hace unos meses, cuando era fan silencioso de Lula. De Brodsky leí hace más de 15 años, La canción del péndulo y uno sobre Venecia: Marca de agua. A Pound y a Céline que eran antisemitas y a Nabokov que era anticomunista, les agradezco sus obras artísticas revolucionarias. Por lo demás, nadie es perfecto.
    Un beso.

    ResponderEliminar