martes, 27 de julio de 2010

Elías Canetti / Apuntes


* Sus juicios son esencialmente medidas de longitud.


* Grados de la desesperación: no recordar nada, algo, todo.


* Él le rogó a ella que se apease de sus ojos.


* Se dice que los matrimonios de conveniencia son los más felices. Entonces más vale no ser feliz.


* Se aprende de memoria ciudades enteras antes de verlas. Ama los nombres de las calles que aún no conoce. Sueña con ellas, los nombres siempre están más vivos que los propios lugares.


* Resulta casi imposible conocer a una persona hasta el punto de poder respetarla siempre. La mayor parte de las veces se la conoce demasiado poco, y a menudo demasiado bien. Quien fuese capaz de llegar en su conocimiento de los demás hasta el punto adecuado y lograra detenerse allí, encontraría un apoyo en ellos.


* "Sed parcos. No cantéis en la vida ni os lamentéis en la muerte" (Mo-Tse). También eso es chino. ¿Es que hay algo que no sea chino?


* Si hubiera aprovechado el tiempo, no habría llegado a nada.


* Leer mientras se oye el tictac del reloj, lectura responsable.Leer con todos los relojes parados, lectura feliz.


* 'Eraritjaritjaka' — una expresión poética arcaica en lengua aranda, significa "rebosante de deseo por algo que se ha perdido".

* Dejadle murmurar, se está aplaudiendo.


* En la vejez se comentan los grandes libros. Son los mismos que de jóvenes quisimos romper en pedazos. Como no lo logramos, lo intentamos de nuevo. Luego los dejamos a un lado. Los olvidamos. Y ahora vuelven a surgir. Los años de olvido nos han hecho merecedores de ellos. Contemplamos sus excelencias. Les hablamos. Ahora, pensamos, habría que comenzar una nueva vida para poder entender uno solo.


* Gente que se le acerca con un uniforme especial de lacayo hecho de palabras. Estaban de servicio y quieren seguir estándolo, pero buscan un amo de más alcurnia.


* Ningún sueño es tan descabellado como su interpretación.


* Clasifica los instantes, hasta que se apagan.


* Queda muy poco de lo que soñamos de jóvenes. ¡Pero el peso de ese poco!


* ¿Limitarse a aquello que realmente nos concierne?Precisamente ahí radica la miseria y la gloria del hombre, que ha de preguntar por aquello que no le concierne en absoluto.


Elías Canetti

2 comentarios:

  1. Eres un exquisito Luis. Da gusto estar aquí. Las afinidades por todos lados. Un saludo, JUAN.

    ResponderEliminar
  2. -Rural, rural nada más…
    Eres demasiado generoso Juan.

    Un saludo.

    ResponderEliminar