lunes, 12 de julio de 2010

A quién le importa el porqué de las cosas


Ahí está Moody’s, una empresa cuyas acciones suben con brío.
Moody´s se dedica a valorar activos financieros. Es decir, pronostica si unas acciones tenderán a subir o bajar, o si unos bonos valen mucho o poco, o si una deuda pública es segura o insegura. Uno de los propietarios de Moody´s es el inversor más famoso del mundo, Warren Buffet: debe ser muy útil, cuando te dedicas a comprar y vender por miles de millones, tener mano en una de las sociedades que deciden los precios.
Moody´s, lo recordarán, dio la máxima calificación a los bancos forrados de derivados financieros hasta el mismo día del batacazo. Antes de eso, despidió a varios analistas que se atrevieron a intuir la hecatombe bancaria. Y ahora que los Estados han salvado a los bancos pagando cantidades gigantescas, Moody´s empieza a considerar que algunas deudas nacionales, como la española, no son del todo seguras.
Moody´s demuestra que las predicciones no tienen por qué ser necesariamente tontas o deshonestas. Pueden ser ambas cosas a la vez.


Enric González

8 comentarios:

  1. Sí. Esto es como dice el texto. Es todo tan...
    bah! para qué..

    ResponderEliminar
  2. De todas formas... la cuestión no es a quién le importa el por qué... Sino, si sabemos por qué son así... ¿por qué no hacemos nada por cambiarlo? ¿por qué dejamos que todo siga así?
    Yo tengo mis respuestas... otros tendrán las suyas, supongo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¿por qué no hacemos nada por cambiarlo?
    Porque han ganado la batalla de las ideas, siguen las clases pero se acabó la conciencia de clase, se acabó la solidaridad, la fraternidad y la igualdad, en la clase trabajadora; Todas las instituciones del sistema al servicio del poder financiero ¡¡Todas!! La monarquía, el poder judicial, los partidos, los sindicatos, el parlamento...Y cada hijoputa creyéndose el elegido de Dios (porque yo lo valgo) compitiendo criminalmente para ser admitido en el paraíso de los privilegiados del MERCADO.
    Y si alguien se sale del rebaño..."nos advierten contra cualquier tentación insurgente: no rompáis nada que os acabará doliendo, no cuestionéis la realidad presente porque las alternativas siempre serán peores, las revoluciones generan caos, muerte destrucción, virgencita que me quede como estoy..." (Isaac Rosa, El país del miedo).
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Pero a ver...si no he entendido mal, esa es la de Isaac Rosa, que tú consideras válida y la utilizas como propia.
    Sí. También.
    Yo apunto otras.
    Porque no se pasa hambre y tenemos demasiados "compromisos" (hipoteca, coche, findesemana, viajes)...Porque hay todo tipo de ocio, televisión (series, programas de todo tipo), internét (incluso para gente parada como tú y como yo), fútbol, cine (dvds) y tantas y tantas cosas que se empeñan en decirnos lo contrario y que todo "funciona" (medios de comunicación, clases sociales que aceptan el modelo impuesto..)
    En fin... demasiado largo y no sirve de nada seguir con ello.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Ojo! No digo que los parados no tengamos derecho a internet...Espero que se entienda que lo que digo es que todos los sectores de la sociedad, productivos o no, tienen su ración de ocio-tranquilizante correspondiente.
    Otro saludo.

    ResponderEliminar
  6. La opinión de I. Rosa es lo entrecomillado. Internet no es un derecho, es algo al alcance de quien pueda pagarlo, parado o no, como la justicia, como pronto lo será completamente la sanidad, como bajo cuerda ya lo es la educación que "vale", la jubilación que "sirve", como la vivienda, como el coche, como los viajes...
    En el paraíso del LIBRE MERCADO, se puede vivir de puta madre, a condición de que te lo puedas pagar y de puta pena si no puedes. ¡Ah, se siente! Y lo más importante de todo, para que unos tengan tanto es inevitable que otros muchos no tengan nada. ¿No has leído que 1.440 personas (humanas) poseen el 80% del PIB de España?
    Todo esto se inicia en el artículo de arriba. El tipo que compra y vende "valores" gana miles de millones. ¿A quién le importa el porqué de las cosas?. Ese mismo tipo es el que le pone el precio a las cosas cuando compra y cuando vende.
    Y de esta forma fraudulenta, si lo miras con un poco de sentido crítico, funciona todo el sistema capitalista. Repartiendo migajas a la clase media y lavándole el cerebro a todo el que se deja, que por otra parte es la mayoría.
    Último ejemplo: En Italia todo el mundo sabe que Berlusconi es un corrupto, pero toda la clase media y gran parte de los trabajadores le votan y lo admiran ¡¡Y envidian!!
    Han ganado la batalla de las ideas y a partir de ahora todo irá a peor, bueno perdón, a un periodo de vacas flacas del que saldremos con el esfuerzo, el coraje y la ilusión de todos.
    Ya sé que estoy simplificando mucho pero te agradecería la generosidad interpretativa de ir a los conceptos y disculpar las formas.

    Un saludo.

    (P.D. Yo no pienso así ahora que estoy en paro, ya me lo barruntaba cuando a los 15 años, en el 74, entré a militar en la clandestinidad en un partido comunista porque algo había que hacer para combatir al dictador fascista.Y en esas sigo con el susedáneo.)

    ResponderEliminar
  7. Al final se descubrirá todo. "sucedáneo".

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo con tu comentario. Es más podría suscribirlo con algún cambio de forma, pero no hay necesidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar