viernes, 27 de agosto de 2010

Ante el humo, Moscú no pierde el glamour




La organización ecologista Greenpeace denunció la eliminación de la figura del guardabosques en Rusia, país que acoge el 23 por ciento de la superficie boscosa del planeta (809 millones de hectáreas).
…«Se eliminaron (en 2007) más de 70.000 puestos de guardabosques. Ahora, no hay nadie que se encargue de la vigilancia de los montes, sólo funcionarios en sus oficinas»
Esa ley benefició a los empresarios madereros, a los productores de celulosa y a los constructores de urbanizaciones, que desde ese momento podían cortar a su antojo los árboles en los bosques que hubieran arrendado.
…vinculó la ola de calor más abrasador que se recuerda en la parte europea de Rusia, donde no llueve desde principios de junio, con el cambio climático.
…El número de muertos en los incendios forestales que afectan a numerosas regiones de Rusia, y que han devastado ya 1,2 millones hectáreas de bosque, asciende ya a 50, han sido destruidos pueblos enteros, lo que obligó a la evacuación de miles de personas ha informado el Ministerio de Situaciones de Emergencia




...«La diferencia con otros años es que este verano los incendios se producen en las regiones cercanas a Moscú. Normalmente, cuando se quema la tundra o los bosques siberianos, nadie acude a sofocar el fuego».


…La mayor preocupación del Ministerio de Emergencias, encargado de combatir el fuego con ayuda del Ejército, es el Centro Nuclear Federal de Sárov, que acoge plantas de fabricación de armas atómicas y un instituto de física experimental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario