lunes, 23 de agosto de 2010

Picasso en el MET


A veces la vida es muy dura y muy ingrata, incluso para nosotros, para que luego digan. Yo, sincerely, no doy más de sí. Debido a ineludibles motivos de mi agenda moleskine (digamos Michelle, digamos Marbella y baste) no he podido este verano dar el salto a la Gran Manzana para poder asistir a la “post-histórica” exposición de Picasso en el MET. Se comenta en círculos bien uniformados que estaba compuesta por todas las obras del genio malagueño que amontonan y atesoran en sus fondos de armario. Por todo lo tal, mis amigos y friends del Upper West Side amenazan con no poder perdonármelo a pesar de conocer mi sincera e inconsolable consternación. No quiero ni pensar la que me espera en la próxima celebración de Thanksgiving.
En fin, en el improbable caso de que alguno de vosotros, y excepcionalmente de vosotras, también haya enfrentado obstáculos insalvables para disfrutar presencialmente del flipante evento, os he traído este vídeo para que al menos os hagáis una ligera idea de cómo visten, gesticulan y se explican (en su exquisito e impenetrable dialecto) los responsables museísticos del imperio. De nada, bob@s; en esta vida por mi y en la próxima por vosotros. Ya veréis…
ELOTRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario