jueves, 26 de agosto de 2010

Raymond Carver


Desnudos de Bonnard

Su mujer. La pintó cuarenta años.
Una vez y otra. El desnudo del último cuadro
tan joven como el desnudo del primero. Su mujer.

Él la recordaba joven. Cuando ella era joven.
Su mujer en el baño. En el tocador
delante del espejo. Desnuda.

Su mujer con las manos bajo los pechos
mirando al jardín.
El sol dispensando calidez y color.

Todas las cosas vivas florecen allí.
Ella es joven y trémula y muy deseable.
Cuando murió, él pintó un poco más.

Unos cuantos paisajes. Luego murió.
Y fue colocado junto a ella.
Su joven esposa.


Raymond Carver

1 comentario:

  1. Me gusta Bonnard. Tengo por ahí un librito sobre él. Cuando pienso en Carver recuerdo no Catedral (que leí hace la tira y me gustó), sino el tema de las "correcciones" y "cortes" que hicieron a su obra su mujer y el editor. Y pensar que alcanzó el éxito por ese estilo "minimalista" y él no lo consideraba suyo. Paradójico y triste, ¿no?
    Por eso tiene gracia que ahora saquen sus textos como los concibió en principio.
    Un saludo.
    PD: Fracasar mejor... Pues sí...pero mejor no fracasar y mantenernos.

    ResponderEliminar