martes, 28 de septiembre de 2010

Abel Martín / Juan de Mairena


Aprende a dudar, hijo, y acabarás dudando de tu propia duda.
De este modo premia Dios al escéptico y confunde al creyente.

ABEL MARTÍN / JUAN DE MAIRENA

No hay comentarios:

Publicar un comentario