domingo, 5 de septiembre de 2010

Daniel Pennac


El derecho a leer en cualquier lugar: no existen lugares para la lectura, no necesitamos el silencio y el espacio de los edificios o la hora de la siesta, dejemos que el niño lea adonde quiera hacerlo, eso es parte de la libertad y la formación del hábito.


Daniel Pennac

2 comentarios:

  1. Derecho a releer, a leer en voz alta, a dejar a medias e incluso derecho a no leer. Es el único verbo que no se pude conjugar en imperativo...saludosssssss

    ResponderEliminar
  2. Lo siento por ti pero me alegra tu regreso.
    Muy bonita tu serie Toscana.
    Saludos.

    ResponderEliminar