martes, 7 de septiembre de 2010

Herman Melville / Citas de cuentos


“Recuerda al ateniense que, cuando vio aplaudir y vociferar al pueblo en el foro, le preguntó a su amigo con un susurro qué estupidez había dicho.”





“De todas las conjeturas descabelladas que hace la humanidad acerca de la humanidad, nada supera a las críticas de las costumbres de los pobres que hacen los bien acomodados, los bien calentados y los bien alimentados.”




“Ni siquiera devocionario en mano, con las respuestas en los labios y en la más devota de las posturas, pude alejar de mi alma la rara impresión de estar contemplando el espectáculo de algún astuto hechicero a través de la bola de cristal de un nigromante.”





“Mejor perecer entre miríadas de tiburones en mitad del Atlántico, que morir sin un penique y extranjero en el babilónico Londres. Abandonado, apartado, sin un amigo, me tambaleé entre otros tres millones de seres humanos como yo. Las hostiles farolas de gas enviaban sus tartáreos rayos a través de las calles fangosas y pegajosas e iluminaban la lastimera y lastimosa escena.”





“…sigue viajando cuando hay tormenta y sigue haciendo negocio con los temores de los hombres.”

Herman Melville y sus cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario