lunes, 6 de septiembre de 2010

Lo del Sáhara, una amargura sin fin.




¡El Sáhara, otra vez! ¡El cinísmo de los políticos, otra vez!
Escribo irritado por lo que está pasando. El gobierno español acaba de hacer público un comunicado que a mi me produce vergüenza e indignación. Un comunicado sobre el apaleamiento por parte de la policía marroquí y la posterior incomunicación de activistas españoles que se manifestaron en el Aiúm a favor la de causa saharaui. La “nota oficial”, concluye así: “El Gobierno español, comprometido con la defensa de los derechos de sus ciudadanos en el extranjero, reitera la necesidad de respetar la legislación vigente, y confía en que estos incidentes no vuelvan a producirse”. Dicho llanamente: el Gobierno de España pide respeto a la legislación marroquí impuesta por la fuerza y el terror en el territorio ocupado del Sáhara. Legislación que prohíbe las manifestaciones a favor de la independencia saharaui y que no respeta los derechos básicos de los ciudadanos. ¿Cómo se puede pedir respeto por esa legislación? ¿En qué mundo vivimos? ¿Los socialistas españoles han ido dejando muchas cosas por el camino, pero no les da vergüenza que sus dirigentes digan estas cosas? Habrá que recordarlo una vez más. Marruecos ocupa ilegalmente el Sáhara.


La ONU anuló el llamado Acuerdo Tripartito de Madrid y España sigue siendo, increíblemente, la potencia administradora de ese territorio. Marruecos ocupa y explota el Sáhara al margen de la legalidad internacional, con la inestimable ayuda de España, Francia y el resto de la UE. Todos callan porque tienen inconfesables intereses en la zona. La legalidad existente de facto en el territorio de la antigua colonia española es ilegal (eso la sabe el Gobierno y Asuntos Exteriores y todo el cuerpo diplomático y el sursuncorda, ¿Por qué engañan a la gente hablando de “respetar la legislación vigente”?). La explotación de las inmensas riquezas del Sáhara es un robo. La no celebración del referéndum de autodeterminación uno de los cinismos más sangrantes de la política internacional, en la que España y sus sucesivos gobiernos ha estado y está involucrada hasta las cejas… Esto hay que denunciarlo. Esto es los que han denunciado nuestros valerosos compatriotas en el Aiúm.


Qué desdicha, no tener un gobierno valiente
Qué desdicha, no tener un gobierno que defienda a los olvidados de la tierra
Qué desdicha, no tener un gobierno que luche activamente por la justicia universal y por la primacía de la legalidad internacional
Qué desdicha, no tener un gobierno guapo, de personas cabales, y no una timba de mentirosos
Qué desdicha, no tener un gobierno que defienda un Sahara libre.

Del blog de Juan Yanes “El oscuro borde de la luz II”

No hay comentarios:

Publicar un comentario