lunes, 13 de septiembre de 2010

Stephen Spender



TOSCO
Mis padres me protegían de niños que eran toscos
que emitían palabras como piedras y llevaban raídas ropas,
mostrando sus muslos a través de harapos. Corrían por la calle,
escalaban riscos y se desnudaban junto a los arroyos del campo.
Temía a sus músculos de acero más que a tigres,
a sus agitadas manos y a sus rodillas firmes sobre mis brazos
Temía el grosero señalar con descaro de aquellos niños
que imitaban mi ceceo a mi espalda en la calle.
Eran ágiles y aparecían como perros desde detrás de setos
para ladrar a mi mundo. Lanzaban barro
mientras yo miraba hacia otro lado fingiendo sonreír.
Deseaba perdonarlos ardientemente, pero ellos no sonreían nunca.



Stephen Spender




El autor Stephen Spender (1909-1995), fue un poeta, crítico y editor inglés. Estudio en Oxford, en donde conoció a futuras figuras literarias inglesas como W. H. Auden, Christopher Isherwood, C. Day Lewis y Louis MacNeice,
Tras su paso por Alemania se manifiesta claramente como socialista, especialmente en su obra Poemas (1933), en donde defiende claramente el movimiento obrero radical, ideas que volvió a expresar en Viena (1934), poema homenaje al levantamiento de los socialistas vieneses en 1934. Llegando, en 1937, a enrolarse en el Batallón Británico que formaba parte de las brigadas internacionales en la Guerra Civil Española.
Tras el pacto entre nazis y soviéticos de 1939 sus opiniones se tornaron más conservadoras.





"También estaba allí Stephen Spender. Ha perdido por completo su antigua apostura (...) y ahora parece un flan que se derrumba. Es obtuso, desaseado, viste fatal, es desgarbado de cuerpo y comportamiento (...). Hablamos sobre los Mitford y califica a Decca (Jessica) de puta comunista. Debería yo haberle dicho que también él era un perro comunista hace unos años".
James Lees-Milne
(Lees-Milne es un personaje desagradable, de una inmoralidad abyecta; mejor dicho, de una moralidad repugnante. Un tipo altanero, cobarde, racista, fatuo, reptilmente monárquico y vaticanista. Félix de Azúa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario