viernes, 29 de octubre de 2010

David Hockney













P I S C I N A S D E P A P E L
Abandoné Inglaterra y me fui a California en el verano de 1978. En aquella época Maurice Payne trabajaba para mí, y le dije que se adelantara para buscar un lugar donde trabajar y una vivienda. Encontró una casa en Miller Drive, justo por encima de Sunset Boulevard, y un estudio en Santa Mónica Boulevard. Así que me fui para allá. (…)
En mi viaje a California hice una escala en casa de Ken Tyler en Bedford Village, en el límite septentrional de Nueva York, y allí realicé todas las Piscinas de papel.
(…)Estábamos haciendo objetos únicos, no grabados, y era un trabajo apasionante. Trabajábamos durante muchas horas, pero nos gustaba. Ken tiene una energía y una inventiva increíbles. Cuando trabajas con pasta de papel tienes que ser valiente. Es exactamente lo contrario que cuando dibujas con una punta metálica sobre un aguafuerte. En una plancha para grabar el aguafuerte trazas una serie de líneas sobre la superficie encerada con una fina punta metálica. Con la pasta de papel, la línea no significa nada. No puede haber línea; tiene que haber masa, tiene que haber color.
Otra de las razones por las que me absorbieron tanto las Piscinas de papel fue porque empecé a utilizar lo que entonces me parecía que eran colores mucho más saturados. Siempre que me iba de Inglaterra, los colores de mis pinturas cobraban intensidad. Eso es lo que me ocurrió en los años sesenta, por ejemplo. Creo que ello se debe en parte a que cada lugar ejerce un determinado efecto sobre las personas.


David Hockney (Así lo veo yo)

6 comentarios:

  1. Puede ser, pero no veo yo mucha deliberada ingenuidad en los artistas pop, de ingenuos tenían poco. La mayoría, no todos, eran unos simplones. Pero Hockney, me parece, que es un artista muy inquieto, muy curioso y técnicamente muy dotado. Sus dibujos y grabados son magníficos, aunque también ha firmado mucha bisutería. Bacon fue inmisericorde con él.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. A mí me gusta. Y recuerdo una entrevista en El País Semanal hace la tira de años que me gustó mucho.
    - Antes decían que era usted el Beethoven de la pintura, pero parece que es sólo el Cole Porter.
    Su respuesta.
    - ¿El Cole Porter? Uummm. Me gusta mucho Beethoven. Pero Cole Porter está muy bien.
    Malcito de memoria. Pero anda que no me reí con sus respuesta. Y es que Cole Porter está más que bien.

    ResponderEliminar
  3. ¿Beetthoven el Hockney de la pintura?
    ¿Cole Porter el Gaudí de la arquitectura?
    ¿Sánchez Dragó el Dalai Lama del Opus?
    Estos periodistas es que no saben que inventar, estan tan acostumbrados a no poder hablar de la realidad. Total por no documentarse un poco antes de decir sandeces...pero ¿para qué?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Sí. Tienes razón, pero a mí me pareció graciosa su salida al menos.
    Lo de Sanchez Dragó te ha quedado bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Los artistas pop de ingenuos tenían muy poco y menos aún su factotum.

    Mala leche diria yo.

    Con Tom Wolf al frente, arremetieron contra la carga revolucionaria y racionalista que tenía el Movimiento Moderno.

    ¿De qué hablan estos periodistas que no saben redactar, que no saben el sistema métrico decimal, que trivializan cualquier manifestación artística?

    Salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar