sábado, 30 de octubre de 2010

Fragmentos...


"La vida no es un río que corre: la vida es una charca que se corrompe”
Martín Adán



Horacio Quiroga (1878-1937), quien, en una hipotética competencia por convertirse en el vanguardista latinoamericano que peor la pasó, se llevaría todos los premios: su padre murió en un accidente de caza, su padrastro se suicidó, dos de sus hermanos murieron de tifus, su mejor amigo murió cuando Quiroga le disparó por accidente, su primera mujer se suicidó después de una fuerte discusión matrimonial y la segunda lo abandonó y la aparición hacia 1930 de una nueva promoción de autores vinculados al vanguardismo acabó expulsándolo de la escena literaria. Ninguna de estas tragedias es mencionada en las trescientas ochenta cartas que conforman la correspondencia reunida por la joven académica y poeta española Erika Martínez en Quiroga íntimo, publicado por Páginas de Espuma. Estas resultan fascinantes por lo que dicen pero también por los hechos que callan, uno de los cuales es la determinación del suicidio, que Quiroga cometió poco después de echar la última de estas cartas.”




"Mamá tendió la camisa de papá en el baño. Desde arriba, de las mangas empapadas, chorreaba el agua como un chaparrón.
El abuelo preguntó: ‘¿Tengo que coger el paraguas mientras cago?' [...]
Papá gritó: ‘¿Hasta cuando va a durar este estado de guerra?'
El tío dijo: ‘¡Voy a hacer unos andamios para circular por la casa!'
Yo pregunté: ‘¿Estamos en un teatro?'
Mamá dijo: ‘¡Vais a ver, un día me encontraréis en el granero, colgando de una cuerda!'"

El papel de mi familia en la revolución mundial, de Bora Ćosic



El heredero del trono austrohúngaro Franz Ferdinand, asesinado en Sarajevo en 1914, describió genialmente al afirmar: "Si uno de nosotros quiere a alguien, aparece alguna pequeñez en el árbol genealógico que impide el matrimonio, y así sucede que, entre nosotros, marido y mujer siempre están emparentados veinte veces. El resultado es que la mitad de nuestros niños son idiotas y epilépticos".

Fuente: El blog de Patricio Pron.

1 comentario:

  1. 1.Las aguas no se mueven, siempre son las mismas, mezcladas con lodos, barrizal y habitat de babosas.

    2. Horacio Quiroga, extraordinario. Recomiendo "El almohadón de plumas"

    3. Madres desesperadas

    4. El lienzo que envuelve protege de la pastosidad de gorriones y palomas.

    Salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar