lunes, 1 de noviembre de 2010

Anjel Lertxundi


"Hablamos lenguas, no La Lengua. El instrumento de comunicación que estoy utilizando en este texto y momento no es una abstracción, una idea, un símbolo. Es una lengua entre otras muchas lenguas. La que era mía y la que, por muchas razones, un día ya lejano decidí que seguiría siéndolo en los sucesivos. Mi principal instrumento de comunicación. Eso es. Más que eso, no; pero tampoco menos. Son muchos los seres humanos; muchas las historias y las lenguas; muchos los mundos y realidades. Todas ellas se escriben con minúscula. Me dan miedo quienes escriben euskera, hombre o historia con mayúscula".

Anjel Lertxundi (Orio, Guipúzcoa, 1948)

3 comentarios:

  1. Veo que hoy te has levantado muy locuaz, David

    ResponderEliminar
  2. Coincido. a mí también me dan miedo los que escriben con mayúsculas. No es el caso del euskera, pero las demás lenguas ibéricas no son más que un latín mal hablado, generalmente un producto de la pereza. Por estos restos no hay que andar a tortas.

    salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar