domingo, 21 de noviembre de 2010

Entrevista: Santiago Sierra


(…)
Pregunta. No abundan los casos de artistas que hayan renunciado a la púrpura de los premios oficiales (Sartre y el Nobel, Godard y el Oscar honorífico). ¿Por qué decidió rechazarlo?
Respuesta. Creo haber expuesto con mucha claridad mis razones en mi carta a la señora González-Sinde. No obstante, y por explicárselo de otro modo, digamos que ni por treinta ni por ochenta mil euros le daré nunca la mano a cómplices de la incoherente barbarie bancaria y militar, ni tampoco a gente que trabaja activamente contra el bien común.
P. ¿Era consciente del revuelo que se iba a armar?
R. Esperaba ser descuartizado como en otras ocasiones. Por el contrario mi correo está bloqueado con felicitaciones procedentes de todo el mundo. Creo que somos muchos los que estamos hartos ya de estar hartos de una casta política que se turna en el poder con el único objetivo de explotar a la población y ponerla al servicio de intereses privados.
P.Según ha explicado la ministra, cuando se lo comunicó usted respondió que estaba profundamente agradecido. No entiende que renunciara 24 horas después.
R. La ministra dice la verdad, estoy sinceramente agradecido a los profesionales del arte y la cultura por la decisión tomada. Lo digo sin ningún tipo de ironía.
P. En uso de su libertad, denuncia un Estado cómplice de las guerras, responsable de desmontar y liquidar del Estado de bienestar... Supongo que habrá leído los comentarios de satisfacción que muchos han volcado en el blog...
R. La democracia es una estafa, es la dictadura perfecta. Se elige entre dos dictadores: uno que sonríe y otro que gruñe. Ambos tienen los mismos jefes. Han convertido las elecciones en un acto de adhesión al régimen. Y si tras sus campañas propagandísticas multimediáticas no tragas, te mandan a los antidisturbios y listo. No sé hasta cuándo vamos a soportar esto, realmente no lo sé.
P.
También hay lectores de su blog que no entienden qué diferencia hay entre aceptar un Premio Nacional o el encargo para trabajar en el pabellón de España en la Bienal de Venecia. ¿Puede argumentarla?
R. Pues es muy simple de entender: en un caso te pagan por una reverencia y en el otro por hacer tu trabajo. Mi trabajo, evidentemente, no es hacer genuflexiones ante nadie.
P.Su trabajo ha tenido siempre un fuerte contenido político. ¿Cree que es cada vez más necesario que los artistas presten su voz a la realidad política?
R. Los artistas, como cualquier otro miembro de la sociedad, deben hacer lo que les plazca, es cosa de cada uno, y yo no soy quién para decir a nadie lo que debe o no debe hacer.
P. ¿Qué importancia da al mercado un artista como usted?
R. El mercado lo es todo y no parece haber más allá.
(…)
P. ¿Qué le inspira la masacre que acaba de ocurrir en el Sáhara?
R. Lo mismo que las de México, Guatemala, Brasil o África Central. Si me permite la expresión, son unos malditos hijos de banquero, es decir, todo es puro business.


Fuente: “El País”

3 comentarios:

  1. Pues no sé qué pensar ante este tipo de respuestas.
    Todo es puro business y él forma parte también.
    Recibir un premio no es hacer una genuflexión ante nadie. Podrías aceptarlo y decir que no vas a ir a recibirlo y pasar del asunto sin más. Como hizo Beckett, si no recuerdo mal.
    Creo que actuó de buena fe y efectivamente no está siendo irónico...pero esto me recuerda a cierta ocasión en la que un artista se negó a recibir un premio porque otro artista del que él disentía ideológicamente también había sido premiado (a pesar de que reconocía que era otro artistazo)
    Con los años, se dio cuenta de que aquello fue una tontería y que en realidad estaba haciendo un feo a los que había premiado a ambos hombres.
    No sé.. Casi te pegaría el mismo comentario que te hice cuando comentaste esto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. David te adjunto el punto de vista de los miembros del blog "Crítica poética y contracrítica" con el que estoy completamente de acuerdo.

    "Por fin un artista rechaza un Premio Nacional. No podía ser un poeta, terreno demasiado abonado como para que no apeste. Tenía que ser y ha sido un artista plástico comprometido, honesto con sus ideas y que guarda fidelidad entre sus denuncias y sus actos. Un ser rarísimo en nuestro país.

    Santiago Serra, desde aquí, nuestra más sincera enhorabuena por tu ejemplo de ética, independencia y trabajo. Por una vez un artista español tiene la dignidad que han tenido otros artistas, incluidos poetas, en muchos países.

    Y señores buscapremios, pelotas municipautonomicosestatales y doctorandos en basuras varias: aprendan. La poesía no es llevarle las carpetas al profesor ni limpiarle el culo con papel satinado de 200 gramos. Tampoco es llamar a los directores generales de los libros para buscar huecos monetarios, viajes del Cervantes, jurados y estancias prolongadas. Ni arrastrarse por las sedes de las editoriales que premian para ser uno más de los desgraciados. Ni aceptar el dinero fácil que exige, sin necesidad de pedirlo, callarse ante lo que está ocurriendo a nivel social en España. Ni escribir el mismo libro que espera el mismo editor y los mismos lectores. Ni premiar a los amigos porque ellos te premiarán a ti. Ni posar con ropa de moda mientras la gente pierde sus trabajos y vidas. Ni buscar el sitio en el festival también de moda a través del networking masivo. Ni contactar a los reseñadores por si se les puedes chupar algo.

    Todo esta mierda que nos rodea y asfixia por fin tiene alguien dispuesto a rechazarla. A decir que en nuestro nombre NO. Que el arte no necesita que un Estado diga lo que es bueno o malo y ponga su mano encima. Que los artistas no necesitan los premios nacionales sino es para quemarlos junto con el resto de premios que ensucian con sólo mirarlos.

    Y que hay un artista en España que no se vende y se llama Santiago Serra.

    Nos han recordado que podemos ser libres.

    Hoy es un gran día, amigos y enemigos."

    Lo interesante es dar pie al desacuerdo y la discusión, así nos enriquecemos todos...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Sí, pero... ya sabes...Ja,ja,ja..
    Otro saludo.

    ResponderEliminar