jueves, 18 de noviembre de 2010

Forges




2 comentarios:

  1. Creo que cambiar de compañía de teléofono, o de internet, es lo más complicado del mundo, casi más que realizar una operación quirúrgica.
    Como para cambiar nada más del mundo... mejor, nos estamos quietecitos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. "Me sentía como un puto globo desinflándome de mostrador en mostrador" The Wire

    Un "quieto" saludo, Crowley

    ResponderEliminar