viernes, 19 de noviembre de 2010

Precipicios (12)

Precipicios (*)
(*) Despeñadero o derrumbadero por cuya proximidad no se puede andar sin riesgo de caer.

Hasta que me canse, se me ha encaramado a la chepa el capricho, voy a reseñar los comienzos (los precipicios) de los libros que leo y releo, por el gusto de rumiar…



“EL DESPERTAR DEL RECUERDO

Entonces, dijo mi hermano, yo estaba sentado frente a la estufa, con la mirada fija en el fuego.
Era antes de romper el día, y llovía. Él venía de la colina y llegó por la parte de atrás. Había remontado el campo sin reparar en la alambrada, y ésta le había arañado la cara. Había continuado el descenso cruzando los sembrados. Para esa época, el campo ya había sido arado. El barro y las ya casi putrefactas hojas caídas de los árboles se le habían adherido a las suelas durante la travesía. Paso a paso, había llegado a casa cruzando el campo. Al alcanzar la arboleda había comenzado a correr; había corrido por la hierba, había cruzado el camino, y, ya de este lado, sin dejar de correr entre hierbas mojadas, con los pies mismos se había despegado la almohadilla de barro de los campos que le bordeaban las suelas. Siguiendo el muro y siempre a la carrera, había llegado hasta la pila de leña. Afirmándose en sus intersticios, agachado al principio (la cabeza más baja que el cuello), y erguido después (la cabeza sobre el cuello), se había encaramado a la pila. Mientras subía, había mirado hacia la ventana de doble cristal y había visto algo aquí dentro; había visto algo que estaba sentado; había visto a alguien en camisa de dormir ante el fuego; me había visto sentado aquí dentro, sentado en la cama, ante el fuego…”

Peter Handke (Los avispones)

1 comentario:

  1. Peter Handke ha escrito frases tan enigmáticas como "quisiera ser como aquel que otro ha sido una vez" (Kaspar) donde lleva al extremo la estética kafkiana del realismo mágico y de la angustia subversiva.
    Admiro a estos autores que han explicado perfectamente la alienación y la angustia de este siglo de la muerte que fue el siglo XX (muertes, dictaduras sanguinarias y más muerte)

    Salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar