lunes, 13 de diciembre de 2010

Balthus


Balthasar Klossowski de Rola, Balthus. (1908-2001)



“Nunca he pintado más que ángeles” Balthus.


“Balthus es un Greco extraviado en la edad moderna. Es un hombre que se eterniza ante el lienzo” Antonin Artaud.


“Como en los mármoles de Miguel Ángel, los cuerpos que él pinta adquieren peso sobre la tela siempre por eliminación y nunca como un añadido. Cada imagen suya es el fruto de una sublime paciencia y de una asombrosa simplicidad en el tratamiento” Federico Fellini.


“Nunca pisé una escuela de bellas artes. No creo en las academias; soy defensor de cierta forma de analfabetismo. Copiar es la mejor forma de aprender todas las técnicas, y para mí fue una lección. La pintura medieval tenía algo de revelador que se rompió con el Renacimiento. Su técnica requería una maestría que ya no existe”. Balthus.



“El dibujo es la matriz de todas las artes y la piedra de toque del pintor que mira, dibujando siempre con los ojos o con la mano” Balthus.

“Balthus pinta primero las luces y las formas. Es mediante la luz de un muro, de un entarimado, de una silla, de una epidermis como nos invita a penetrar en el misterio de un cuerpo provisto de un sexo que se destaca con todas sus asperezas. Un desnudo que me lleva a pensar en algo seco, duro, rotundo y hasta, si se me permite, cruel. Incita al amor pero no disimula los peligros…La técnica de la época de David al servicio de una inspiración violenta, moderna, y que es la inspiración de una época enferma en la que el artista que conspira no se sirve de lo real sino para mejor crucificarlo” Antonin Artaud.


“Las formas de la pintura surrealista viven en una luz de alucinación. Luchando contra este divorcio y contra esta destrucción, Balthus vuelve a tomar el mundo “a partir de las apariencias”: acepta los datos de los sentidos, acepta los de la razón; los acepta pero los reforma; diría mejor que los refunde. En una palabra, Balthus parte de “lo conocido” y en su pintura hay elementos y aspectos universalmente reconocibles, pero a su vez lo reconocible tiene un sentido que no es asequible ni puede ser reconocido por todo el mundo. La pintura de Balthus es una revolución incontestable dirigida contra el surrealismo pero también contra el academicismo en todas sus formas” Antonin Artaud.


“Yo no soy un pintor moderno, ni siquiera contemporáneo. Nací a principios del siglo XX y la gente que conocía pertenecía a la pasada centuria, desde Bonnard, Matisse o Derain a Picasso; el más joven era Giacometti, que había nacido en el 92. En realidad soy un hombre medieval, del Trecentto” Balthus.



“Durante toda mi vida me he esforzado por ser lúcido, por disipar todas las ficciones a las que el mundo moderno insiste en atarnos. Con la edad he profundizado en mi trabajo. Pero siempre estoy golpeando en el mismo clavo. El método y la disciplina han sido las constantes de mi trabajo; son fundamentales y más en nuestro tiempo de desorden mental” Balthus.



“El modelo es la excusa; el tema, un pretexto. Hay que mirar la pintura” Balthus.



“En la forma de pintar de Balthus hay un ritmo propio de la civilización agraria, contracorriente al espíritu de la industrialización de nuestra época; ese ritmo es el que inspira todas sus composiciones más características” Pierre Klossowski



“Me considero artesano, no un gran artista; nunca he querido serlo. La idea del artesano se está desvaneciendo y la de la artesanía se ha borrado; los pintores de hoy, hostiles al exceso de calma, no saben la profesión, la maestría de la pintura; los secretos del arte han desaparecido. Lo que ha quedado en el siglo XX es un extraño gusto por la fealdad, por el horror. Las ciudades y paisajes industrializados son de una fealdad insoportable. A veces creo que ha desaparecido el amor a la belleza. Te catalogan de mal gusto si hablas de ello. Se ha perdido el amor a la pintura. Las pocas veces que voy a un museo, me he dado cuenta de que la gente mira más tiempo al cartel que al cuadro” Balthus.


“En general todo el mundo me odiaba. Me salvó mi insensibilidad, mi independencia; estaba solo. Quería hacer pintura y no moda; jamás actué contra mi voluntad. Pero la soledad, aunque no fuese agradable, nunca la sentí negativamente. El primero que me compró un cuadro fue Picasso, era un gran admirador de mis obras” Balthus.

“Curiosamente, con este lenguaje que algunos pueden considerar arcaico y hasta marginal, Balthus se sitúa ahora en el centro de tendencias que parecen muy actuales. Porque si bien es cierto que su arte, como nos comentó una vez Federico Fellini, es un gran “portador de historia”, no por ello representa cualquier historia, ni mucho menos un “retorno all’antico” –así en bloque-, según quisieran quienes desprecian los valores surgidos de la nueva visión del mundo que se elabora en nuestro siglo. Su figuración, por ejemplo, no tiene ninguna relación con la sola copia de lo que ven los ojos a la manera de tantas toneladas de viejos “realismos” academicistas. Sus citas históricas son muy selectivas. Y siempre deben considerarse en función de muchas reivindicaciones puestas en circulación precisamente por las vanguardias que liquidaron la esclerótica pintura académica. Lo que también hace Balthus es no caer en las trampas de quienes confunden sistemáticamente las vanguardias con fantasías gratuitas o con formalismos abstractos sin sentido”. Antoni Tàpies

1 comentario:

  1. El inceible Balthus, el artista que con su sensibilidad y sin formación académica, fue capaz de aglutinar futurismo, realismo y ciertas dosis de surrealismo con el lenguaje arcaico y las vanguardias. Todo con un sentido formal que queda al margen del tiempo. Balthus es realmente este "portador de la historia" que dijo Fellini.

    Salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar