jueves, 23 de diciembre de 2010

Enrique Morente



No me hagáis mucho caso pero creo que fue en la primavera del año 1975, en aquel entonces los cantaores flamencos más “rojos” eran José Menese y Manuel Gerena ambos próximos al PCE, pero nosotros éramos del PTE y alguien propuso ir a ver un recital de un tío que era de izquierdas, estaba revolucionando el flamenco y cantaba los poemas de Miguel Hernández. Así que junto con un grupo de amigos asistí, desde el gallinero, por primera vez a un recital de Enrique Morente. Creo también que fue en el teatro Príncipe, de Madrid, al lado de la Plaza de Santa Ana y aunque mis recuerdos son borrosos una cosa si está clara: salimos de allí enamorados de la voz de ese pedazo de artista y convencidos de que era uno de los nuestros. Hoy treinta y cinco años después podemos decir que no en todo andábamos descaminados. Hasta siempre, Enrique, compañero…
ELOTRO

1 comentario:

  1. No puedo escuchar el vídeo porque estoy en el trabajo pero no conozco la nana de la cebolla por Morente.
    Que bonito cantaba y que moderno.

    Felices días. Un beso.

    ResponderEliminar