miércoles, 15 de diciembre de 2010

Idea Vilariño



y ha de morir contigo el mundo mago
ANTONIO MACHADO



Y ha de seguir sin mí este mundo mago
¿este mundo podrido?
Tanto árbol que planté
cosas que dije
y versos que escribí en la madrugada
y andarán por ahí como basura
como restos de un alma
de alguien que estuvo aquí
y ya no más
no más.
Lo triste lo peor fue haber vivido
como si eso importara
vivido como un pobre adolescente
que tropezó y cayó y no supo
y lloró y se quejó
y todo lo demás
y creyó que importaba.



NO HAY NINGUNA ESPERANZA

No hay ninguna esperanza
de que todo se arregle
de que ceda el dolor
y el mundo se organice.
No hay que confiar en que
la vida ordene sus
caóticas instancias
sus ademanes ciegos.
No habrá un final feliz
ni un beso interminable
absorto y entregado
que preludie otros días.
Tampoco habrá una fresca
mañana perfumada
de joven primavera
para empezar alegres.
Más bien todo el dolor
invadirá de nuevo
y no habrá cosa libre
de su mácula dura.
Habrá que continuar
que seguir respirando
que soportar la luz
y maldecir el sueño
que cocinar sin fe
fornicar sin pasión
masticar con desgano
para siempre sin lágrimas.



SEIS

Entonces
todo se vino
y cuando vino
y
me quedé inmóvil

tú te quedaste inmóvil
lo dejaste saltar
quejándote seis veces.
Seis.
Y no sabes qué hermoso.




ESTE PAPEL MI VIDA

Olvidado
perdido
no leído
no abierto
estrujado y al fuego
fugaz incandescencia.



ADIÓS

Aquí
lejos
te borro.
Estás borrado.

Idea Vilariño

1 comentario:

  1. Ya sabes, Luis, de mi pesimismo. Yo tampoco albergo ninguna esperanza, coincido con Idea Vilariño. Acompaño al escepticismo unas dosis de buen humor que me sirven de profiláctico contra el mal del corazón. Y con sarcasmo digo, como Pla, que cuando el mundo se arregle, saldrán por la boca de los cañones, bocadillos de jamón y queso, y habrá para todos, además los niños serán buenos y los hombres no maltratarán a las mujeres.

    Salud amigo.

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar