jueves, 2 de diciembre de 2010

Leopoldo María Panero


(III)
Un sapo es un círculo, un sol hacia dentro.
Como los bueyes camina –lento como el tiempo.
No hay cielo que no se vuelva
de espaldas cuando levanta
hacia arriba su mirada.

(…)

(V)
No hablan del sapo los hombres
que viven en la ciudad.
Se refugian en sus casas
cuando le oyen pasar.

Leopoldo María Panero

No hay comentarios:

Publicar un comentario