miércoles, 1 de diciembre de 2010

Monterroso / Citas


“En la época en que tenía alumnos, les aconsejaba que de las dieciséis horas útiles del día dedicaran doce a leer, dos a pensar y dos a no escribir, y que a medida que pasaran los años procuraran invertir ese orden y dedicaran las dos horas para pensar a no hacer nada, pues con el tiempo habrían pensado ya tanto que su problema consistiría en deshacerse de lo pensado, y las otras dos a emborronar algo hasta convertirlas en catorce. Algo complicado, pero así era, y me quedé sin alumnos.”

Historia fantástica
Contar la historia del día en que el fin del mundo se suspendió por mal tiempo.

Exposición al ambiente
No te muestres mucho ni permitas demasiadas familiaridades: de tanto conocerte la gente termina por no saber quién eres.


Hábitos
¿Los libros a que uno vuelve son siempre los mejores o que considera mejores? No siempre. A algunos se regresa una y otra vez por costumbre o hábito; en ocasiones hasta como se vuelve a ver a un amigo que nos cae mal.

Llega la noche
El miedo es un niño; el valor, otro; van juntos por un camino, en despoblado, al atardecer; cuando la noche se acerca y se abren a lo desconocido, ambos se detienen, se miran.


Puntos de mira
No me gusta trabajar; pero cuando lo hago me agrada hacerlo como los pintores. Se paran ante su tela, la miran, la miden, calculan; luego hacen unos trazos con lápiz, se asustan (creo yo) y se van a la calle o leen (son grandes lectores) y vuelven, y desde la puerta ven “aquello”, a lo que se acercan, ahora con unos pinceles y una mesita en la que han puesto muchos colores, o pocos, según: rojo, azul, verde, añil, blanco, violeta; piensan, titubean, miran su tela, se acercan a ella y ponen un color aquí y otro allá; se detienen, se hacen a un lado y miran, vacilan, piensan, y leen o se van a la calle, hasta otro rato.

Ideal literario
Fijar escenas para preservarlas de la destrucción del tiempo.

Transparencias
-En todo lo que escribo oculto más de lo que revelo.
-Eso crees.


Augusto Monterroso

No hay comentarios:

Publicar un comentario