sábado, 25 de diciembre de 2010

René Char




Entre el mundo de la realidad y yo, hoy no queda ya espesor triste.

*

Me violento para conservar, a pesar de mi humor, la voz de tinta. Después de todo, escribo esto u olvido aquello mediante una pluma con punta de ariete, sin cesar apagada, siempre vuelta a encender, recogida, tensa y de un tirón. ¿Autómata de la vanidad? Sinceramente, no. Necesidad de controlar la evidencia, de convertirla en criatura.

*

Ser del salto. Y no del festín, su epílogo.

*

Húndete en lo desconocido que excava. Oblígate a girar.

*

En nuestras tinieblas no hay un sitio para la Belleza. Todo el sitio es para la Belleza.

*

René Char
(Hojas de Hipnos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario