jueves, 6 de enero de 2011

Anna Ajmátova


La mujer de Lot


.
Pero la esposa de Lot, miró hacia atrás
y se convirtió en un pilar de sal
Génesis.



Y el hombre justo caminaba detrás del mensajero de Dios
enorme y brillante, por la montaña negra.
Pero una voz insistente le dijo a la mujer:
no es demasiado tarde, todavía puedes mirar
a las torres rojas de tu Sodoma nativa,
a la plaza donde cantabas, al patio donde hilabas,
a las ventanas vacías de las amplias casas,
donde diste a luz a los hijos
para tu esposo querido.
Miró y encadenados al dolor mortal
sus ojos no pudieron ver más;
y el cuerpo se hizo de sal transparente,
y sus piernas veloces se adhirieron a la tierra.


¿Quién será el llanto de esta mujer?
¿Qué tanto vale esta pérdida?
Sólo mi corazón nunca olvidará
a la que dio su vida por una sola mirada.


A. Ajmátova (1922-1924)



Fuente: Blog / Pregúntale al señor de la noche qué noche es esta

1 comentario:

  1. Hola, que bonito poema. He utilizado a Lot en una de mis canciones Roma sense tu (en catalán) y buscando a Lot he encontrado esta imagen que tienes. Qué bello poema. Si te apetece te envio la dirección:http://www.enderrock.cat/sona9/grup/241/gerard/sabate

    Saludos!!!

    ResponderEliminar