martes, 11 de enero de 2011

Otrerías


El Tribunal Supremo,
a mí, no me lo parece.


ELOTRO




(Hemos leído que dos presuntos muertos de hambre, un tal César Alierta Izuel, Presidente de Telefónica y Carlos Fabra Carreras, líder del PP en Castellón (¿Sabían que la familia Fabra lleva con pequeños periodos de descanso, siglo y medio, desde 1855, presidiendo la Diputación de Castellón?) han sido absueltos de sus presuntos delitos porque estos ¡habían prescrito! ¡cachis!
¡Señores togados! Dios nos libre de meternos donde no nos llaman, que nos llaman, pero a ver que está pasando con ese “ritmito” de trabajo, no decimos que haya necesidad de militarizarles porque alarma lo que se dice ¡alarma! no se ve por ningún sitio, pero no nos gusta que afloren plumeros por debajo de las togas y las sotanas. Menos mal que tenemos entretenido al personal haciendo de policía con los fumadores subversivos…pero aún así, ahórrense esos alardes. No gustan en la embajada, sépanlo.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario