jueves, 17 de marzo de 2011

Georges Brassens


Las palabras masticadas se quedan sin sabor. Conmigo hay que escuchar entre notas. Las palabras cubiertas, como las mujeres vestidas, son más excitantes, decirlo todo ya no quiere decir nada.
Georges Brassens

No hay comentarios:

Publicar un comentario