miércoles, 20 de julio de 2011

Peter Handke




Todo ser es un clamor de ser leído de otra manera.

*

¿No es inherente a una buena frase, la posibilidad de que sea mal interpretada? También convencería diciendo lo contrario.

*

Cuando aun no sabía exactamente qué debía decir, hablaba con más energía. Luego se volvió más sereno.

*

Un joven moderado: oculta servilmente su juventud.

*

Todo el mundo ansía desde niño a otro (otra) a quien le pueda enseñar entusiasmado su imperio.

*

“Y si se ha dicho alguna palabra perversa, ya pueden vientos de tormenta, levantarla y arrastrarla consigo” (Yo te saludo, Homero).

*

Haz abstracción sólo si es la única posibilidad, y si el resultado es bello.

*

Los periódicos hablan otra vez de una “guerra olvidada”, ¿Quién la ha olvidado? Desde luego, no quienes la dirigieron ni quienes la sufrieron; los únicos que la han olvidado son los negocios de noticias; para mí y para ti continúa vigente.

*

Cuando tras largas cavilaciones, por fin se alza una forma pequeña e incipiente, la siento, literalmente, como una costilla que hace de traviesa en mi paisaje.



“¡A cada uno según su incapacidad!”. Ése sería un lema político aceptable; mi voto a ese partido.

*

Estoy amenazado por la diaria pérdida de conocimientos; pero, por suerte, nunca protegido por la obstinación.

*

Escribir significa escapar cada día a los brillantes bordes de la vida (sí, es siempre un escape, un escape de mí mismo); y las etapas de la escritura son: a) pienso en ti; b) te pienso; c) te escribo.

*

Después de aquello de lo que me he dado cuenta al escribir, resulta difícil volver a estar tranquilo alguna vez.

*

Tan pronto puedo levantarme, estoy obligado a hacerlo.




Por desgracia yo, encendido; muchas veces apago sin querer a los demás.

*

Cézanne ya no necesitaba fijarse en detalles.

*

La mayoría ha cargado tanta culpabilidad sobre sus hombros que ya no puede hablar de ella; sólo les queda volverse ingeniosos, para poder hablar de otra cosa.

*

La mayor parte de los así llamados pensadores no han llegado al pensamiento por medio de ningún tipo de desgracia, no han sido impulsados a pensar por la desgracia: ¿Cómo pueden, pues, pensar así?



Estoy en mi poder: al contrario que en la infancia.

*

Ser sereno, sin volverse cómodo.

*

Según René Char, un ángel es “la vela que se curva en el norte del corazón” (apréndete de memoria estas definiciones; ahorran el palabreo).

*

Sólo puedo mostrarme abiertamente como forma cerrada.



Peter Handke  (Historia del lápiz)

No hay comentarios:

Publicar un comentario