lunes, 8 de agosto de 2011

15-M: Instrucciones de uso (4)





Declarar a los cuatro vientos en nuestro país, ahora, en la segunda década del siglo XXI, que no tienes MIEDO; así en general puede provocar tirando por lo bajinis un millón de interpretaciones y ninguna amable. Si esta declaración se realiza en un contexto digamos político-social provoca,  en parte de la mayoría de los componentes del conglomerado social, risitas y miradas perplejas y despectivas y algunas de conmiseración.
Que un grupo no muy numeroso de jóvenes, desde fuera del corral y de muy variopinta condición y que contactan a través de las redes sociales, acuerden “movilizarse” políticamente contra “el sistema” vigente que “sistemáticamente” les agrede, les excluye y les niega derechos básicos como la vivienda, el trabajo, la democracia real… declaren alto y claro en sus carteles y pancartas y manifiestos que también carecen de MIEDO, es un tema que, en mi opinión, no está siendo convenientemente valorado. Y para los que de verdad queremos cambiar radicalmente las cosas… convendría hacerlo.
De todas las cualidades que adornan a este auténtico despertar ciudadano que se denomina el “15-M”, según mi poco modesta opinión, la más importante es precisamente esa: SIN MIEDO.



Desde que “se tiene memoria”, ojo al tópico, el factor  MIEDO siempre ha sido un arma manejada, utilizada e implementada por los sucesivos detentadores del poder y consiguientemente también de la decisiva razón de la fuerza. La historia, si se lee con atención, está llena a rebosar de ejemplos. La historia de España, sobre todo en épocas recientes, que es lo que nos ocupa aún más si cabe. Por ese motivo “los voceros del sistema” nos exhortan machaconamente a que olvidemos, a que pasemos página, a que miremos hacia delante positivamente ¡la hostia! y a ser posible, hacerlo en la dirección justa donde nos colocan la inalcanzable zanahoria. Si consiguen, que lo suelen conseguir, convencernos de que olvidemos y borremos y no removamos el pasado: logran que sus ya muy caducas triquiñuelas recobren vigencia y puedan seguir de esa manera resultando eficaces y rentables. Por ejemplo: tienen la desfachatez de (des)calificar el legítimo derecho de cualquier persona por conocer el paradero de sus familiares asesinados en la guerra civil, como de actitud revanchista y frentista y rencorosa. Y lo que resulta más desolador es que este discurso encuentra terreno abonado no solo entre los cachorros franquistas del Partido Popular sino entre la inmensa mayoría de los estómagos agradecidos de los fulleros dirigentes y cargos públicos del PSOE.





Solo el terror inoculado durante cuarenta años de dictadura,  sobre todo en la primera década con la posguerra más criminal que haya conocido la historia, puede explicar que las bases sociales de “izquierda” y los hijos y los nietos… puedan consentir en silencio, el vil ultraje que se comete aún setenta años después contra los ciudadanos que dieron su vida por defender el legítimo gobierno de la República frente a un grupo de generales golpistas y fascistas financiados por un banquero criminal y arropados y vitoreados por la infame Iglesia Católica. 
Pues bien, el 15-M está demostrando que los chavales de ahora ya no se dejan condicionar ni por el MIEDO a unos, ni por el ASCO a otros. Y hete tú aquí, que de camino han “despertado” a aquellos de la anterior generación, que dormitaban sobre el mullido colchón de la apatía y del MIEDO. La chiquillería, sin experiencia en clandestinidades, ni transiciones amañadas, ni pactos en el capó, resulta que algunas cosillas sí que saben




Saben que esta democracia no lo es. (Aprobación) Saben que la asamblea más caótica es un millón de veces preferible a los enjuagues del cretinismo parlamentario. (Jipíos estentóreos) Saben que los teóricos representantes no les representan. Saben que votar y callar cada cuatro años perpetua la injusticia. Saben distinguir entre un contrato y un atraco. Saben que quien manda es Botín y los de su ralea y que ninguno de ellos  se presenta a ninguna elección. Saben que la riqueza no la crea el capital sino el trabajo. (Aclamaciones y sollozos) Saben que el disco del sistema ya no funciona por ninguna de sus caras. Saben que el bipartidismo es la misma mierda. Saben que la irracionalidad del  sistema está destrozando de manera irreversible el planeta. Saben que los seres humanos no pueden ser bajo ninguna circunstancia ilegales. Saben que las fronteras solo existen para putear a las personas pero que el sucio dinero del narcotráfico de la venta ilegal de armas y de todo tipo de corrupciones no solo no encuentra controles fronterizos sino que es recibido con alfombras rojas. Saben que una ínfima minoría insaciable está destrozando la vida y los sueños de la inmensa mayoría… Y saben porque conocen la historia que el MIEDO es la peor cadena… (Aplausos estrepitosos).

Y saben que se puede y se debe construir una alternativa que deje atrás toda esa injusticia y a sus indignos muñidores.

ELOTRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario