sábado, 13 de agosto de 2011

¡Que viene, que viene! / ELOTRO





En estas gozosas fechas preliminares a la llegada de su santidad a nuestro país, y dejando de lado los panfletos satánicos publicados por los herejes de siempre, no pasa día que no nos depare una santísima noticia de alcance histórico o unos benditos datos esclarecedores sobre quién es quién en este valle de lágrimas y cómo “se retrata” cada quisqui, aunque ya sabemos que al final lo pagamos nosotros, con vistas a ese más que dudoso, pero católicamente rentable,  Juicio Final.
El Banco de Santander, Telefónica, El País, Esperancita, Albertito, la Legión, la Sgae… y miles de atractivos y sumisos querubines… en fin, excepto esos pérfidos detractores de la religión, todos se apuntan al macro-guateque del venerable anciano que responde al alias de  “Ratzi 16”, ya saben: rezo, sexo seguro y drogas legales. Y todo ello animado por las muy pías canciones de María Ostiz.  ¡Es la monda ser católico!
Aunque asumo que bajo estos calores se trate de una faena harto laboriosa, lean, criaturas, lean:






“El Papa recibió ayer al cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid, y a los miembros de la Fundación Madrid Vivo, patrocinadores de la próxima Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará durante seis días de agosto de 2011 en la capital española. Rouco presentó al Papa a las 40 empresas que patrocinan las jornadas. A la audiencia acudieron, entre otros, Emilio Botín, presidente del Banco Santander; César Alierta, de Telefónica; Antonio Vázquez, de Iberia, o Borja Prado, de Endesa. Entre los representantes de los grupos de comunicación participó Francisco Pérez González, consejero de honor del grupo PRISA (editor de EL PAÍS). El presupuesto global del evento será de unos 40 millones de euros.”




"No hay cosa más económica que rezar", ha replicado el cardenal Antonio María Rouco cuando se le ha preguntado sobre los dineros que la Iglesia católica va a gastar, en plena crisis.





El arzobispo de Toledo y primado de España, Braulio Rodríguez, ha advertido de que "estamos haciendo el ridículo mundial" con las críticas que está habiendo a la visita del Papa y ha abogado por que "no seamos paletos".




Según Rouco, la elección de España por Benedicto XVI como sede de la jornada de este año "no es casualidad, sino que tiene que ver con la proyección de riqueza espiritual de la historia de este país en la historia de la Iglesia y la cultura de Occidente". Entre otras, ha citado la impronta espiritual de Ignacio de Loyola, Teresa de Ávila, Juan de la Cruz o Juan Ávila.





El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, se compromete a facilitar al Arzobispado "espacios para el alojamiento de visitantes en colegios públicos y polideportivos" y a la cesión de "otras áreas para el almacenaje del material necesario". La presidenta regional, Esperanza Aguirre y Varela firmaron un preacuerdo muy similar por el que Aguirre ofrecía a la organización albergues, colegios mayores e institutos de titularidad pública además de "prestar especial atención a las áreas de transporte, seguridad y sanidad".





Una compañía de la Legión, con banda de música y escuadra (más 150 militares en total), desfilará por Madrid el próximo 19 de agosto, con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI.




Acto de fe de la SGAE: La sociedad exime el pago de los derechos de autor durante la Jornada Mundial de la Juventud
La SGAE valoró "exhaustivamente" los contenidos y comprobó que aproximadamente sólo un 10% del programa pertenecía al repertorio integrado en la sociedad: "El otro 90% era de dominio público o música religiosa, generalmente de autores desconocidos". Y después decidió colaborar perdonando el pago de las tasas, que según las mismas fuentes, "son ínfimas, casi anecdóticas".





¡Espeluznante!, ¿No?
Y por último, aunque el gesto podría acarrearme un espantoso remordimiento,  ahí va un santo consejo de parte de un ateo declarado: discurra usted, hombre de dios, discurra.

ELOTRO (en cursiva)

Nota: Todos los textos, excepto la cursiva, tomados del diario El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario