sábado, 11 de febrero de 2012

En Madrid, la policía impone “su” ley saltándose la ley.







“Ninguno de los agentes llevaba su número de identificación, pese a estar obligados a ello.”




“Los problemas surgieron cuando cuatro agentes, con los cascos puestos y alguno de ellos con escudos protectores, salieron del cordón policial e identificaron a un joven. La crispación fue en aumento y el resto del público les rodeó y empezó a increparles. Sin mediar palabra, otro grupo más numeroso de antidisturbios comenzó a pegar porrazos y empujones a todo el que se puso en su camino. Los golpes alcanzaron a transeúntes que asistían a la refriega y a varios periodistas y cámaras de televisión que hacían su trabajo.”




“Cuando detenían a participantes en la protesta, los esposaban o les retorcían los brazos para inmovilizarlos y los metían dentro del cordón. Para evitar que los manifestantes les liberaran o se acercaran, los dos agentes que llevaban al arrestado eran protegidos por una decena de compañeros que blandían sus porras y no dudaban en golpear. Estas operaciones las repitieron en varias ocasiones y, conforme avanzaba la noche, eran más contundentes. Durante unos 20 minutos fueron frecuentes las cargas, las carreras y los porrazos, pese a que la protesta había ido a menos.”



“Los detenidos, que fueron trasladados a la Brigada de Información, serán acusados de atentado contra agente de la autoridad y lesiones. Fuentes policiales aseguran que todos ellos tenían antecedentes por alteraciones del orden. De los nueve heridos, ocho son policías y el noveno, un manifestante. Ninguno de los agentes llevaba su número de identificación, pese a estar obligados a ello.”

Fuente: El País 10 /02/ 2012

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario