sábado, 4 de febrero de 2012

Por lo visto, hay quien no se calla.















Por lo visto, hay quien no se calla.
Supongo que será una tontería, pero a mí, esta espontánea y extendida contestación popular a la infame campaña publicitaria de la pepera facha conocida como “Espe”, sobre el “precio” del Metro madrileño, me da vidilla. Son ya tantos años rodeado de indecoroso silencio y reverenciosa sumisión que, un gesto tan sencillo, digno y necesario como este, demuestra que en la calle no todo es rebaño dócil, obediente y manejable…

ELOTROOTRO


***

4 comentarios:

  1. Sí, pero no sé...Es un poco como los mails que llegan contándote lo que cobra Leire Pajín o el que me llegó en su día con los trapicheos de "Espe"...
    Si al final no hacemos nada.
    Yo creo que todos sabemos la cantidad de mierda y lo mal que se hacen las cosas... y aún así.
    Pero vamos, en Madrid esta mujer sigue arrasando, ¿no?
    No hace falta que te pongan esta contestación para que veas que no todo el mundo es rebaño dócil, obediente y manejable (yo sí lo soy; pero desde hace un mes ni por esas...ya no formo parte del rebaño laboral; y me quedan cinco meses de paro...En fin...)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. David, leo tu comentario y creo que es posible que no me haya explicado bien, y ya tiene mérito en tres líneas de texto.

    Cuando yo hablo de rebaño, y lo hago a sabiendas despectivamente, no lo digo en relación a la gente que tiene trabajo, faltaría más, o esta cobrando el paro o está en paro sin cobrar nada, lo digo de la gente que, independientemente de su estado laboral o su nivel social o económico, se comporta “socialmente” como animales domesticados, sin criterio propio, dóciles, obedientes y fácilmente manejables.
    Por ejemplo (hay mil pero te pongo uno): Me refiero a esa gente que cree en el sistema (como le dijo el “principito”, (en su caso es explicable), a la chavala de Pamplona que pedía un referéndum sobre la forma de Estado, y encima el mierda le dijo que le regalaba un minuto de gloria en la TV.) y participa “votando” en el simulacro de democracia que son las elecciones en este país, debido entre otras cosas, A LA LEY ELECTORAL, que garantiza al cien por cien, que al poder, con mayúsculas, solo pueden llegar los partidos financiados y sometidos, de antemano, al “fáctico” poder de esas 100 familias que poseen el 85% de la riqueza de España. (los datos como la riqueza y el poder, son de ellos).
    Esa gente sostiene y legitima a esta banda de títeres sinvergüenzas, y la anterior y la anterior…, que se están cargando sistemáticamente todas las conquistas sociales que tanto sacrificios han costado, arruinando la vida de millones de familias que reciben las hostias pero que no tienen ni puta idea, de eso se encargan ellos, de donde les vienen. Y todo por mantener en pie UN SISTEMA, en el que ellos se forran y viven como dioses, claro, que no solo está poniendo en peligro las cotas de bienestar conseguidas en los países “privilegiados” como el nuestro, sino incluso “la vida” en el planeta…pero los beneficios de la EXXON son sagrados…y si hay que matar se mata…Egipto, Afganistan, Libia, Siria…Iran…

    A ese despreciable rebaño me refería.

    Un saludo, David.

    ResponderEliminar
  3. Luis... Te habías explicado perfectamente. Y yo te he entendido. El que se explica mal soy yo.
    De todas formas, insisto en incluirme en el "rebaño"... y trataré de explicar por qué...

    Pienso más o menos lo mismo que tú en lo que explicas en el comentario. Es más, hoy desayunaba con un amigo y hablábamos de lo de que esto de constitución democrática no tenía nada, sino que era más bien constitución monárquica y al rey tenías que comértelo con patatas sí o sí. Que la constitución y la ley de partidos vienen de una transición en la que las cosas se hicieron como se hicieron y así se arrastran...para qué vamos a hablar.
    Que lo de los bancos , la política, la monarquía y la situación social es lo que es... no hace falta ni leer los periódicos para constatarlo.

    Cuando era crío, no hacía más que pensar que todos eran borregos y funcionaban como tales. El gran error era no darme cuenta de que yo era uno más.
    Entonces..."la gente que, independientemente de su estado laboral o su nivel social o económico, se comporta “socialmente” como animales domesticados, sin criterio propio, dóciles, obedientes y fácilmente manejables.
    Inclúyeme ahí. Da igual que no vote o que proteste cuando tomo un café o que me dé vergüenza ajena y no me explique cómo con lo que ganan ciertos cargos o yernos de la monarquía, sigan robando de esa manera (no lo entiendo, de verdad).... pero no hago NADA por arreglarlo, Luis.
    Y siento decirlo, pero en el fondo, si tuviera un trabajo más o menos bien remunerado, trataría de olvidarme de toda esta mierda y vivir. Procuro no joder al prójimo como individuo, pero socialmente no comulgo con los grupos porque salen las cosas como salen al final. Me veo más como Chaplin en Tiempos Modernos... él no quiere acabar con el sistema...sólo quiere vivir con Paulette Godard en una casita y que la vaca le dé leche por las mañanas. Es egoísta, lo sé. En mi descargo diré que no quiero una mansión ni un rebaño de vacas, y que estoy de acuerdo en que los demás también puedan usar mi vaca si no tiene leche (bueno, estoy yéndome por las ramas y tratando de meter humor, pero creo que me entiendes).
    También puedo decirte que digo esto con 1 mes de paro... que si las cosas no cambian y en 5 meses sigo igual...vete a saber qué barbaridades puedo soltar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. y ahora que veo mi comentario y releyéndolo... Menuda errata y lo que cambia una letra..."si no tienen leche". Si les dejara la vaca cuando no tiene leche, menudo cabrón sería. Quería escribir si mis vecinos no tienen leche.

    ResponderEliminar