miércoles, 14 de marzo de 2012

Adrienne Rich / Hasta que devorada






“Hasta que devorada, casi hecha jirones,
aprendí a volverme

poco apetecible. Escamosa como un bulbo seco
tirado en el sótano

me serví de mí misma, no dejé que nada me usara.
Era como cobrar un subsidio personal”

Adrienne Rich

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario