viernes, 13 de abril de 2012

El 15M “reforma” el Código Penal.





Novedades en el Código Penal (tarí tarí tarí), la llamada “resistencia pasiva” pasa a ser delito (susvais a enterar rojos de mierda). Las penas, para empezar (tiempo habrá, acotó el portavoz fachita), serán pequeñas (no queremos hacer más sangre de la necesaria, susurró el lacayo), de uno a cuatro años de cárcel. Es una medida que no nos gusta, (declaró entre risitas el pepero engominado) pero tenemos que aplastar a los vándalos del  15M (aquí ya no pudo reprimir la carcajada mientras se colocaba la manita a lo Julio Iglesias sobre el ombliguito).  También la podríamos justificar por la crisis y la presión de los mercados (de nuevo le dio la risa tonta al niñato), pero no queremos dar ideas (…gratis, añadió por lo bajinis el bandarra). La  sumisa ciudadanía, mientras siga obediente y calladita, no tiene de qué preocuparse. Nuestros “chicos” de las pelotas -de goma- se encargan de todo (como en Bilbao).
Con un “buenas noches y buena suerte para algunos que la van a necesitar” se despidió, entre gaviotas carroñeras, el mierdecilla que, por cierto, lucía en la solapa un pin de los Legionarios de Cristo, con cabra y todo, ia, ia...
(Al término de la rueda de prensa pudimos observar cómo el escolta del gomino le endiñó, escaleras abajo, una buena colleja en la brillante y repeinada mollera y al tiempo le espetó al oído algo sobre “pelotas”… lamentándolo mucho no pudimos escuchar nada más. De un tragantón lo metió en el cuarto de contadores y salvo algunos equívocos gemidos… ¿de placer? ¿de dolor? En fin... En ese momento los gorilas con pinganillo nos arrastraron amablemente hacia la puerta de salida.)

Para “escomberoides news” de nuestro corresponsal “ubicuo” en el Metro de Moncloa y toda la Línea 6.

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario