sábado, 26 de mayo de 2012

¡Creemos una, dos, tres, muchas Grecias…!







Discurso pronunciado en la gran manifestación anticapitalista de Frankfort (19/05/2012)

Sonia Mitralia


Compañeros y compañeras,
Vengo de Grecia, un país destruido y desesperado, un país en ruinas pero que permanece de pie. De esta Grecia que resiste y que acaba de decir un enorme y magnífico No a sus verdugos: la Troika y el FMI, la Comisión de Bruselas y vuestros Merkel y Schauble, los Barroso, los Sarkozy y los banqueros. En suma, a todos los que nos gobiernan y nos imponen políticas bárbaras e inhumanas. Esas políticas que provocan ya la malnutrición de los niños e incluso el hambre en las grandes ciudades griegas. Y todo eso ¿dónde? No en algún lugar del Tercer Mundo, sino aquí, en el corazón de la rica Europa. Y ¿cuándo? ¡Cuando en la historia de la humanidad jamás se han producido tantas riquezas!




Compañeros y compañeras,
Los resultados de las elecciones del 6 de mayo no dejan la menor duda: una enorme mayoría de ciudadanos griegos ha rechazado las políticas de austeridad. ¡Es un verdadero seísmo político! El país que ha sido elegido para laboratorio de las políticas de austeridad, está ahora en revuelta abierta contra quienes le hambrean y le humillan, quienes cierran sus hospitales y sus escuelas, quienes destruyen y venden ese hermoso país por nada, contra sus verdugos griegos y extranjeros.
Pero, atención: los griegos en revuelta no deben ser dejados solos en el momento en que están transformando su cólera en movimiento consciente y liberador, ahora que la perspectiva de un gobierno griego de izquierdas comienza a aparecer en el horizonte, a volverse posible y realista. Si los Merkel y Sarkozy, el FMI y la Comisión de Bruselas han hecho de los griegos cobayas y de Grecia un laboratorio para sus bárbaras políticas, nos corresponde a nosotros, pueblos de Europa, hacer igual haciendo de Grecia el puesto de vanguardia de nuestros combates comunes contra quienes destruyen nuestras vidas y la naturaleza. Pues la resistencia de los griegos es nuestra resistencia, sus luchas son nuestras luchas…





Compañeros y compañeras,
Vengo de un país que vuelve hoy su mirada hacia vosotros, esperando actos concretos de solidaridad. Ahora y no mañana. Pues es ahora, más que nunca, cuando los griegos en revuelta están amenazados directamente de extinción por todos los que temen que su ejemplo haga émulos, y se extienda como mancha de aceita por toda Europa. Y os aseguro, esos griegos en revuelta está persuadidos de que la mejor solidaridad hacia ellos es que les imitéis. Que imitéis su ejemplo en vuestro país. Desarrollando y coordinando las resistencias contra las políticas inhumanas de austeridad y de destrucción. Además, es exactamente eso lo que más temen nuestros enemigos comunes: ¡el contagio! El contagio de las luchas por toda Europa.
Entonces, sí, ¡hagámoslo!, ¡creemos una, dos, tres, muchas Grecias! Pongámonos en red, coordinemos nuestras luchas, organicemos metódicamente un movimiento unitario y radical, de masas y democrático, en todo nuestro viejo continente, en toda Europa, desde Rumanía a Irlanda y de Italia a Islandia. Un movimiento de largo recorrido y de grandes ambiciones emancipadoras, que combine la unidad más amplia con la radicalidad liberadora. Ahora es el momento. Pues… United we stand –Divided we fall! [Unidos resistimos. Divididos nos hundimos] O, en francés, Tous ensemble-Tous ensemble, oué, oué… [Todos juntos, todos juntos...]



Gracias, compañeros y compañeras.

Sonia Mitralia es militante feminista. Forma parte del CADTM-Grecia

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR


Fuente: tratar de comprender, tratar de ayudar

***










La vergüenza de Europa


Günter Grass

Aunque próxima al caos, por no agradar al mercado, lejos estás de la tierra que tu cuna fue.
Lo que con el alma buscaste y creíste encontrar
hoy lo desechas, peor que chatarra valorado.
Desnuda en la picota del deudor, sufre una nación a la que dar las gracias era antaño lo más natural.
País condenado a ser pobre, cuya riqueza
adorna cuidados museos: botín por ti vigilado.
Los que invadieron con armas esa tierra bendita de islas llevaban, con su uniforme, a Hölderlin en la mochila.
País tolerado ya apenas, a cuyos coroneles
toleraste un día en calidad de aliados.
País sin ley al que el poder, que siempre tiene razón, aprieta el cinturón más y más.
Desafiándote viste de negro Antígona, y en el país entero hoy lleva luto el pueblo cuyo huésped eras.
Pero, fuera de ese país, el cortejo de parientes de Creso ha acumulado en tus cámaras cuanto brillaba dorado.
¡Bebe de una vez, bebe! grita la clac de los comisarios, pero airado te devuelve Sócrates su copa a rebosar.
Maldecirán los dioses a coro lo que te pertenece, pero sin tu permiso no se podrá expropiar el Olimpo.
Sin ese país te marchitarás, Europa, privada del espíritu que un día te concibió.


Traducción de Miguel Sáenz

***



2 comentarios:

  1. O lo atajamos o vuelve el radicalismo conservador a poner orden por la tremenda. A Marx lo han resucitado los mismos que brindaron por su desaparición, que ahora le llaman a la evasión fiscal: falta de ejemplaridad en vez de delito.
    Un respetuoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que sí, que por la cuenta que nos tiene a la mayoría, habrá que atajarlo. Otra cosa es ver qué es lo que hay que atajar. La mayoría de la gente, a pesar de la que está cayendo, sigue sin enterarse o quererse enterar, de que estas crisis y sus “soluciones desde dentro del sistema” forman parte sustancial e inseparable de la “lógica demencial” del capitalismo (No es que lo diga uno, es que ahí está la historia. Que por cierto la escriben ellos y con sus datos...) Cuando se habla de austeridad (para la mayoría de la población), de época de vacas flacas, de apretarse el cinturón como única salida razonable y al mismo tiempo se le regala a los gánsteres del sistema financiero (el auténtico poder fáctico) 20.000 millones para “socializar” las perdidas de sus negocios y uno ve cómo “todos” los partidos del régimen que califican “democrático” obedecen por igual o con ridículos matices a la voz del AMO. Y además el coro de profesionales “del sistema” ataca y descalifica cualquier solución radical (de raíz, decía Marx) a esta inmensa estafa global, pues se me antoja muy difícil poder arreglar esto, de buenas maneras.
    Y aunque sea un poquitín oportunista yo recordaría y releería a muchos de los que ahora se llevan las manos a la cabeza: las palabras de sus admirados Vargas Llosa sobre el PP y UPYD, las de Javier Marías, las de Savater, las de Almudena Grandes, las de Andrés Trapiello, las de Gabilondo, las de Ontiveros, las de Joaquín Estefanía… las de todos los estómagos agradecidos del sistema.
    Que por supuesto siguen siendo optimistas con el futuro… cambiándole, eso sí, una vez más los collares a los perros. Y bajo la ejemplar monarquía.

    Un respetuoso saludo, Manuel

    ResponderEliminar