viernes, 18 de mayo de 2012

Párrafos de… “Vendrán más años malos y nos harán más ciegos” (y 2) Rafael Sánchez Ferlosio









“¡Tiempo feliz aquel en el que el vivir humano fuese realmente inútil, carente de sentido, o sea, fin en sí mismo, y no instrumento de futuro alguno, ni eslabón de cadena de ningún devenir!”

***

“Solo la estólida y obligatoria convicción de que Dios tiene siempre razón, ha podido hacer que lo s hombres acepten ideas tan monstruosas como el Infierno.”

***

“Dante lo atestigua, los hombres son, con todo, siempre mejores que sus convicciones”.

***

“¡De decorativa, la va a sacar a merendar usted a su puta madre!”

***

“El insulto es el umbral mismo de la no-palabra.”

***

“La condición de víctima comporta sin más -¡Vaya usted a saber por qué!- una credencial moralmente prestigiosa; a toda víctima se le acredita, ya a la vista, un punto positivo de bondad: a un ciego, a un cojo, a un manco, con solo serlo, ya se les debe un duro.”






(Never more) Decir que el tiempo todo lo cura, vale tanto como decir que todo lo traiciona. ¿Sabré sobrevivir sin traicionar?

***

(Mediodía) La vida es un claudicante encubrimiento, la convivencia un ingenuo o indigno disimulo, la compañía un desesperado sucedáneo. ¡Sabéis muy bien de qué!”

***

“(Medianoche.) “¿Qué es seguir siendo el mismo sino esta agotadora circunstancia de ser despertado siempre a la misma hora de la noche, golpeado siempre contra las mismas piedras, por los mismos demonios y en las mismas llagas?”

***

(Ver y mirar, 1) Hay una terrible forma de ceguera que muy pocos advierten: la que permite mirar y llegar a ver, pero no ver inmediatamente sin mirar. Aquel ver sin mirar era como besarla o estar besándola, sin antes haber dicho “La voy a besar”. Así era el campo hace no sé cuantos años, cuando todavía era solo campo, campo de verdad, y no paisaje.”

***

“A ninguna palabra se le pide ya ningún otro orden de verdad que el que pueda pedírsele a la hora. La verdad que se pide a los relojes consiste en que cada uno de ellos diga la hora que están diciendo los demás.”

***

“Al cabo de los años empecé a sospechar que cuando los demás dicen que entienden en realidad están viendo ese vago resplandor, esos contornos de humo, esas difuminadas sombras que yo nunca habría osado antaño designar como “entender”.”






“Música, vas demasiado aprisa, demasiado segura, demasiado alegre para que yo te entienda.”

***

(Pintada) ¡Tolerancia plena, encefalograma plano!

***

(Sobre lo mismo) ¿Seré yo demasiado suspicaz o malicioso si pienso que no deja de ser revelador que hoy, cuando se ha disuelto el monopolio policíaco de la verdad inmóvil, quienes con más ahínco propugnan la tolerancia sean justamente los creyentes, o sea, quienes desde siempre han renunciado al pensamiento.”

“(Más sobre la tolerancia) Si con “toda opinión es respetable” solo quiere decirse que no hay que echar las zarpas hacia la yugular de quien sustente lo que uno no tenga por plausible, entonces “vale”, como dicen hoy; pero si lo que implícitamente se propugna es que hay que comedirse en las palabras de la controversia, digo que ninguna opinión es respetable, que todas han de ser atacadas con toda la apasionada subjetividad que es propia del más libre y más genuino entendimiento.”


Rafael Sánchez Ferlosio


***

1 comentario:

  1. Es un libro maravilloso lleno de pepitas de sabiduria. Adjunto enlace a un breve texto que he escrito sobre uno de sus pasajes más enigmáticos (el que se refiere a la ceguera del título) por si a alguien le interesa echarle una ojeada:
    http://bailarsobrearquitectura.wordpress.com/2014/03/19/imagen-y-ceguera/
    Saludos y enhorabuena por el blog!
    Iago López

    ResponderEliminar