jueves, 3 de mayo de 2012

¿Si la clase media es sufrida, la clase trabajadora por qué no aprende?







Las conquistas sociales eran concesiones temporales, dice “irónicamente” El Roto. Lo que la gente (bueno, hablando con propiedad, los que se organizan para la lucha y se la juegan “personalmente” por los derechos de “todos”) consigue en décadas de batalla social y política, el capitalismo lo barre sin ningún escrúpulo y sin casi despeinarse en pocos días. Convendría, digo yo, que tanto autodenominado “pensador” de izquierdas, reflexionara un poquito en porqué le resulta tan fácil a esa minoría detentadora del poder, (será eso) arrebatarle a la gran mayoría de la sociedad todas esas pequeñas conquistas sociales que tanta sangre, sí sangre digo, y tantas décadas de sacrificios habían costado conquistar. Quizá les vendría bien analizar el papel jugado por las llamadas “organizaciones democráticas” encargadas, en teoría, de “representar” los intereses de la clase media y los trabajadores en el gobierno o en el parlamento (desde el 78 hasta aquí, para qué ir más atrás).




Lo mismo alguno de estos “expertos”, por simple despiste, llega a la conclusión de que toda esa gentuza que se “nutre” del sistema: (en la práctica) “NO NOS REPRESENTA” y de camino descubren que esto que “LLAMAN DEMOCRACIA, NO LO ES”; digo en un despiste o en un momento tonto, de esos que tiene cualquiera, incluso un magnífico filósofo, poeta, marxista, profesor universitario, ecologista, medio budista y, (por qué no, al fin y al cabo el “Angelito” ha sido ministro y rector o sea, patrón) admirador de las ocurrencias de los hermanos Gabilondo. Y eso que el tipo en cuestión, el poeta ecologista digo, es de lo más presentable que pulula por ahí a la izquierda. Pero claro, eso de jugarse “el curro”, “el prestigio”, “la carrera”, “las relaciones con los que parten y reparten”, “el puestecito en el mundillo editorial, con sus conferencias, reseñas elogiosas, viajes bien pagados, comilonas…”, “las amistades con los pesebristas repartidores de forraje” (¿Se le ha olvidado al poeta el papelón de Don Ángel Gabilondo con el plan “Bolonia”? …en fin, que eso, lo de partirse la cara por los derechos de todos los trabajadores mejor se lo dejamos a la chusma de siempre: a esos jornaleros muertos de hambre que cuando no están tocándose los huevos en casa están jugando al dominó o tostándose al sol en la plaza, se dedican a “tomar” fincas abandonadas y manifiestamente mejorables propiedad de la muy “socialista” Junta de Andalucía. Y van los muy risibles, (¿No han visto al hideputa de Arenas riéndose del alcalde de Marinaleda en el parlamento andaluz?) las limpian de yerbajos y basura, y las trabajan y las ponen a producir. Una manera como otra cualquiera de decirle a los señoritos y a sus capataces “socialistas” de la “Junta”: que hay hambre y que no hay derecho a que “la propiedad”  les niegue el pan, el trabajo y  la libertad. Joder que “vintage” suena esto; por eso se debe de descojonar el señorito de mierda ese. Porque estamos donde estábamos y Botín y los suyos, también. Y el canijo aquél prometiendo que iban a cambiar tanto España que no la iba a conocer ni la madre que la parió. Bueno a él y los suyos no les ha ido mal con el “cambio”, sus respectivas madres seguro que pensarán que cumplieron, ¿verdá Arfonso?




Pero a lo que vamos, que mientras que los sinvergüenzas de Izquierda Unida de Andalucía apoyan al corrupto de Griñan para que no presida la Junta el facha de Arenas, la Junta de Andalucía manda a la Guardia Civil a visitar a los jornaleros para aclararle que la tierra sigue sin ser del que la trabaja. La misma Junta que, le regala, periódicamente,  60 millones de euros a UGT y otros sesenta millones de euros a CCOO para hacer cursos de formación, de ahí que la NASA esté llenita de ingenieros aeronáuticos nacidos en Morón, Lebrija, El Coronil y otros ilustres pueblos andaluces… Datos como este quizás puedan explicar por qué los susodichos sindicatos llevan desde el año 1978 sin practicar el sindicalismo, ya que todo el mundo sabe que resulta incompatible con “la formación”. Pero es que aquí no acaba la cosa, que va, los mismos socialistas que manejan los fondos públicos como una auténtica Mafia, los mismos del fraude de los ERES, los mismos que llenan de medallas a la Duquesa de Alba todos los años por “su cariño” a Andalucía, los mismos que se gastan, del bolsillo público, al mes cuatro millones de las antiguas pesetas en cocaína y putas… son los mismos que le niegan cualquier partida presupuestaria a un pueblo como Marinaleda porque esos “rojos de mierda” se empeñan en demostrar con hechos que se puede tener trabajo y casa y una vida digna “repartiendo democráticamente” la riqueza que genera el trabajo. Pero no, a los sindicatos al servicio de la patronal 120.000.000 de euros y a Diego Cañamero dirigente jornalero de un sindicato de clase, 300.000 euros de multa y cárcel. Eso el PSOE, por si alguno se despista.




Y mientras, las oficinas de propagandas más costosas del mundo mundial, me refiero a todas las televisiones autonómicas, hablando del pobre Guardiola y de Mou. Y de lo guapa que está la Duquesa de Alba.
(¿Alguien sabe por qué se cierran quirófanos y no televisiones autonómicas? Yo creo, aunque soy ateo,  que es porque quieren respetar la libertad de expresión de “todos” los partidarios del sistema capitalista.)

ELOTROOTRO

***

1 comentario:

  1. De lo de Marinaleda nos mandaron un mail hace nada con un reportaje de la televisión alemana.
    En lo de Nasa (jo! qué risas).
    Ay!...
    Si digo que me ha gustado la entrada es casi como decir que me gusta ver que todo está de pena (es porque lo cuentas con gracia).
    Un saludo.

    ResponderEliminar