jueves, 19 de julio de 2012



015 / Aquí te pillo, aquí te…




Felipe y Carlos, no el marxista, el…Slim!


“Sobrecogedores”

Lo de la “inquebrantable adhesión al régimen” de “las comisiones”, bajo cuerda o bajo manga,  no es una cuestión que hayan inventado los socialistas (ni la derecha “catalanoparlante” amante de la música culta y del 3% fijo, ni los concejales de urbanismo, ni “el bigotes”,  ni cualquier otra institución -sé que están pensando en la Iglesia Católica- aprovechada, extorsionadora y chantajista).  Las cosas como son, no repartamos las medallitas sin ton ni son. Echen un vistazo a la historia, la oficial o la de verdad, y comprobarán que tampoco en esto fueron los pioneros, los adelantados, los vanguardistas. Eso de ser los primeros, de ser valientes y arriesgarse a que te rompan los dientes, no va con ellos, ni con su concepto de la responsabilidad (¿ante quién?) ni con los intereses de sus proyectos (en negro) vitales con base en los paraísos fiscales. Por tanto, no nos dejemos llevar por el legítimo asco que nos produce la “práctica realmente practicada” por el PSOE después de aquellos “achantados” cuarenta años que se tomaron de vacaciones. Lo cobarde no quita lo oportunista, solo añade “el insulto a la injuria” (Por cierto, esta expresión mil veces leída y escuchada, ha salido a mi encuentro en las páginas de Moby Dick. ¡Qué grande Melville!).
Toda esta “brasa” viene a cuento de esta otra cita: “Nos quejamos de que ciertos banqueros (conchabados con ciertos políticos y no sin la ayuda de los periodistas “sobrecogedores”, que cogen su sobre) son unos golfos.” La cita que cito es de Rafael Reig que a su vez cita a Francisco Casavella sin citarlo. No sé si por olvido o vaya usted a saber porqué “chistosa” razón. El caso es que la expresión “sobrecogedores”, y lo que es más, su extendidísima materialización “práctica”, ya no “sobrecoge” a nadie en este país.
"Elevar a la categoría política de normal, lo que a nivel de calle es plenamente normal" proclamaba Adolfo Suárez (furibundo franquista hasta un mes antes de su ascensión a la cima del “poder reformista”) en su primer discurso televisado en el año 1976. Bueno, inviertan el rumbo de la frasecita histórica y ya tienen un retrato de la “negra realidad económica” cuarenta años después (¡Pero cómo no  va a existir financiación en negro en una institución -partidos, fundaciones…- que gasta diez veces más de lo que ingresa! Declaró un viejo economista afortunadamente, para él, ya jubilado). Eso sí, no generalicemos; aunque el contenido siempre es “en negro”, haber hay sobres y mega-sobres.
Y que quede claro de una puñetera vez: “Nosotros no somos marxistas, nosotros somos socialistas” (Los orígenes marxistas del socialismo español y de la UGT no eran más que un estúpido malentendido provocado por aquellos viejos majaras del sindicato de Artes Gráficas) Fue en el 28 Congreso Federal celebrado en mayo de 1979. Lo profirió, porque esa era la condición “suficiente y necesaria”, Felipe González, el gran, el estupendo, el sagaz “sobrecogedor” socialista, no marxista. Por (su)puesto.


(Nota: Parece que les molesta, a los no marxistas,  el eslogan “PSOE, PP, la misma mierda es”; y no es por lo de “mierda”, es por lo de “misma”. Ya que eso les jode el invento del bipartidismo: Tú más… No, tú mas… Empezaste tú… No empezaste tú… Tú eres un mierda de derechas… Y tú un mierda de izquierdas… y así es como les gusta y les funciona, EL SISTEMA).


Yo


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario