martes, 24 de julio de 2012

Constantinos Kavafis







CIRIOS

Ante nosotros yérguense los días venideros
como fila de cirios encendidos-
cirios ardientes, áureos y vivos.
     Quedan atrás los días ya pasados,
triste fila de cirios apagados.
Los más cercanos aún despiden humo,
cirios fundidos, fríos, y torcidos.
     No quiero verlos: me aflige su figura,
me aflige recordar su luz primera.
Veo ante mí mis cirios encendidos.
     No quiero volverme por no ver con horror
cómo la fila oscura avanza rápida,
cómo los cirios apagados aumentan tan de prisa.


Constantinos Kavafis







LA CIUDAD

Dices: “Iré a otra tierra, hacia otro mar,
y una ciudad mejor con certeza hallaré.
Pues cada esfuerzo mío es aquí un fracaso
y sepultado está mi corazón.
¿Hasta cuándo este abismo mi alma cercará?
Dondequiera que vuelvo mis ojos veo solo
las oscuras ruinas de mi vida y los días
que aquí gasté, perdí o destruí.”
     No hallarás otra tierra ni otro mar.
La ciudad ha de ir siempre en pos de ti. En las mismas callejas
errarás. En los mismos suburbios llegará tu vejez.
Bajo los mismos techos encanecerás.
Pues la ciudad te espera siempre. Otra no busques.
No hay barco ni camino para ti.
En todo el universo destruiste cuanto has destruido
en esta angosta esquina de la tierra.


Constantinos Kavafis


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario