miércoles, 18 de julio de 2012

Escomberoides News


2 comentarios:

  1. Muy honorable gremio de estimados farmacéuticos
    que os ufanáis de tener un miembro distinguido,
    un sabio boticario que en libros hermenéuticos
    pugnaba por descubrir un principio esclarecido
    para subvertir el viejo orden establecido.

    Haciendo gala del ingenio dispuso el pensamiento
    al servicio de la historia y así surgió
    el invento:
    el artefacto afilado que amputaba la cabeza
    coronada del rey, que rodaba presta
    desde el filo a la cesta,
    Monsieur Le Guillotine

    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Amigo Francesc, no nos precipitemos, habrá que comprobar primero si sus ingresos mensuales superan la cantidad de 963 euros.
    Solo en tal caso procederíamos, aunque todo sea dicho, en ese caso la sentencia sería cumplida con profunda alegría. Y, ya puestos, acompañaríamos la operación con el monárquico grito de esa grandísima ¡Hija de Fabra!: ¡Que se joda!

    (Nota: el cura “rojo” de mi barrio dijo un día que si uno desea las cosas con la suficiente intensidad y pone un poquito de su parte en la lucha, con la ayuda de Dios o sin ella, hasta los sueños más imposibles, pueden hacerse realidad. O repetirse, como en la Francia del XVIII, Amen).

    Un saludo

    ResponderEliminar