viernes, 10 de agosto de 2012

Juan Ramón Jiménez





 “Vi un tocón, a la orilla del mar neutro; arrancado del suelo era como un muerto animal; la muerte daba a su quietud la seguridad de haber estado vivo; sus arterias, cortadas por el hacha, echaban sangre todavía”

Juan Ramón Jiménez


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario