martes, 2 de octubre de 2012

Alejandra Pizarnik (Diarios)



“La versión española de los Diarios de Kafka se publicó en Argentina (traducidos por J.R.Wilcock) en 1953. El ejemplar que perteneció a Alejandra lleva escrito en la primera hoja el año en que lo adquirió: 1955; está abundantemente subrayado y anotado por ella a lo largo de los años; fue su libro de cabecera, de permanente relectura.”
(Ana Becciu)





“Acabo de recibir una carta de A.R. en la que me dice, honestamente, que no entiende mis versos. Me ruega que se los explique. Sonrío tristemente. Y a mí, ¿quién me los puede explicar? No sé de dónde han surgido, ni como. Han sido momentos aislados y mágicos, que me raptaron de estos odiados tiempos y espacio, y me sentaron en una nebulosa de arena sobre la que escribí lo que un ángel, un poco travieso, quiso dictarme.
Pero ¿cómo decirle a A.R. que no he sido yo la tutora (o la culpable) de esas palabras inhumanas? Rilke decía: “La mayor parte de los acontecimientos son indecibles”.


“Desalentada por mi poesía. Abortos, nada más. Ahora sé que cada poema debe ser causado por un absoluto escándalo en la sangre. No se puede escribir con la imaginación sola o con el intelecto solo; es menester que el sexo y la infancia y el corazón y los grandes miedos y las ideas y la sed y de nuevo el miedo trabajen al unísono mientras yo me inclino hacia la hoja, mientras yo me despeño en el papel e intento nombrar y nombrarme. Aparte de ello no olvido lo correspondiente al lenguaje, expresión, etc., materias en las que soy una completa intrusa. (…)
He roto muchas poesías. No escribiré hasta que mi sangre estalle.”


“(Cada palabra debe de estar llena de polvo, de cielo, de amor, de orín, de violetas, de sudor y de miedo. Cada palabra ha de ser gastada, pulida, retocada, sufrida.)”



“¿Posibilidades de vivir? Sí, hay una. Es una hoja en blanco, es despeñarme sobre el papel, es salir fuera de mí misma y viajar en una hoja en blanco.”


“Mi deuda con A. B. (André Bretón) es inenarrable. Tal vez es aquel que nada me enseñó y no obstante es aquel que más influyó en mí.”


“He querido decir la violencia y solo atiné a recordar el lenguaje de la sumisión.”



Alejandra Pizarnik.


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario