lunes, 8 de octubre de 2012

Los niños perdidos del franquismo


Els nens perduts del franquisme (1de2). from Colectivo Roig i Negre on Vimeo.



Els nens perduts del franquisme (2de2). from Colectivo Roig i Negre on Vimeo.

La historia también puede ser contada por los que la padecieron, porque la verdad duele pero el olvido, mata. Qué pericia para el engaño la de los franquistas, cómo ladran, setenta años después, los "moderados demócratas" cuando se habla de memoria, de fascistas, de campos de concentración, de jueces corruptos, de curas asesinos, de crímenes, de fosas, de niños robados...
Ahí están, siguen mandando, han modificado su discurso y su uniforme, ahora se autodenominan “demócratas”. Y los mansos asienten. Qué asco.

ELOTRO

2 comentarios:

  1. ¡Qué asco!
    y si les duele que se aguanten, no hay que olvidar, fue una guerra fratricida y cuarenta años de terror y esto no se olvida.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  2. Amigo Francesc, los herederos del franquismo, bien por vía familiar bien por vía política o ideológica, no están interesados en que “los vencidos” puedan dar su versión de los hechos. Ellos, los fascistas, ya escribieron la “Historia Oficial”, ellos llamaron “Alzamiento Nacional” al “Golpe de Estado” del 18 de julio contra el gobierno legítimo de la República; ellos oficializaron “su relato” de la Guerra y de la posguerra y ellos impidieron que se conociera “la verdad de los hechos” borrándola o sepultándola bajo toneladas de propaganda fascista. Y en la “Transición” impusieron “el olvido” del pasado. La voz de las victimas no se pudo escuchar ni, por supuesto, bajo la dictadura franquista ni bajo este régimen que llaman “democracia”. El poder sigue en las mismas manos, la “Historia Oficial” la siguen escribiendo los mismos (Si resulta que la Real Academia de la Historia afirma que Franco –“Paca la culona- no era un dictador sino un líder “autoritario”- o sus lacayos. ¿Has escuchado a Trapiello decir que no debemos de politizar la Guerra Civil, el pasado?
    Pues eso, que dan náuseas: los herederos políticos del franquismo y sus intelectuales a sueldo.
    Un saludo

    ResponderEliminar