jueves, 1 de noviembre de 2012

César Vallejo / Citas






El literato de puerta cerrada no sabe nada de la vida. La política, el amor, el problema económico, el desastre cordial de la esperanza, la refriega directa del hombre con los hombres, el drama menudo e inmediato de las fuerzas y las direcciones contrarias de la realidad, nada de esto sacude personalmente al escritor de puertas cerradas.






¿Quién no habla de un asunto muy importante muriendo de costumbre y llorando de oído?





Simplificado el corazón, pienso en tu sexo, ante el hijear maduro del día.







¡Oh! Botella sin vino ¡Oh! ¡Vino que enviudó de esta botella!


César Vallejo


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario