viernes, 8 de febrero de 2013

Brecht, Galdós, Sánchez-Ostiz...





“El que no sabe es un imbécil, pero el que sabe y no habla es un canalla”.

Bertolt Brecht





Benito Pérez Galdós hace justo un siglo:

"Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos..."

Benito Pérez Galdós, 1912





Miguel Sánchez-Ostiz, hoy.

“VERSOS, VERSOS, necesitamos de nuevo versos, poemas, por lo menos para calentarnos el corazón, de paso que se nos calientan los cascos y la seseras. Los de Félix Grande esta vez, escritos en una época negra de nuestra historia que creíamos definitivamente pasada, muerta. Están en Blanco Spirituals: “Tengo la prisa del insomne que una noche descubre / que casi todo ocurre sin su consentimiento ni participación”.
Votamos y voceamos, voceamos y tal vez no votemos, estamos fuera, pero precisamente porque ahora mismo casi todo lo que nos concierne de manera más vital, ocurre no ya sin nuestro consentimiento ni participación, sino a pesar nuestra.”





“Y VUELVEN LOS POETAS NECESARIOS, la poesía necesaria, los poetas medio olvidados, arrinconados por los tiempos de jarana: Miguel Hernández y sus “Vientos del Pueblo” para una nación de sometidos y de humillados a diario; César Vallejo con su “¡Cuídate, España, de tu propia España! / ¡Cuídate de la hoz sin el martillo, / cuídate del martillo sin la hoz! / ¡Cuídate de la víctima a pesar suyo, del verdugo a pesar suyo y del indiferente a pesar suyo!”.
Víctimas, verdugos, indiferentes… a pesar nuestra.

Miguel Sánchez-Ostiz  (El asco indecible).


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario