sábado, 2 de febrero de 2013

¿Poesía emparentada?





“Vive bien con poco aquel, en cuya humilde
mesa luce el salero heredado de los padres,
y ni el temor ni la cutre ambición le ahuyentan sus
plácidos sueños.”

Horacio






El epigrama X 47 de Marcial

Estas las cosas son que hacen la vida
Agradable, Marcial, más fortunada,
Hacienda por herencia, no ganada
Con afán, heredad agradecida.

Hogar continuo, nunca conocida               
Querella o pleyto, toga poco usada,
Fuerzas, salud, el alma sossegada,
Sencillez cuerda, amigos a medida.

Mesa sin artificio, leve pasto,
Noche sin embriaguez, ni cuidadosa,         
Lecho no solitario, pero casto.

Sueño que abrevie la tiniebla fea;
Lo que eres quieras ser, y no otra cosa,
Ni morir teme, ni vivir desea.





Tener una casa cómoda, limpia y hermosa,
un jardín tapizado de fragantes espaleras,
frutas, buen vino, poca servidumbre, pocos hijos,
poseer solo, sin algaraza, una fiel esposa.

No tener deudas, amor, pleito ni reclamación,
ni reparto que hacer con los parientes,
contentarse con poco, no esperar nada de los Grandes,
acompasar los propios designios sobre un justo modelo.

Vivir con desahogo y sin ambición,
entregarse sin beatería a la devoción,
domar las pasiones, hacerlas obedientes.

Conservar el espíritu libre y el juicio firme,
rezar el rosario cultivando los injertos,
es esperar, seguro de sí, muy dulcemente la muerte.


 Christophe Plantin (1514-1589)






DE VITA BEATA

En un viejo país ineficiente,
algo así como España entre dos guerras
civiles, en un pueblo junto al mar,
poseer una casa y poca hacienda
y memoria ninguna. No leer,
no sufrir, no escribir, no pagar cuentas,
y vivir como un noble arruinado
entre las ruinas de mi inteligencia.


Jaime Gil de Biedma


***


***

1 comentario:

  1. Son preciosas. Me quedo con Horacio, su vigencia es total, porque seguimos siendo los mismos, nada ha cambiado, en todo caso algo más de proximidad al infierno.
    Salud

    ResponderEliminar