jueves, 18 de abril de 2013

Pinceladas...






¡Vamos a repetirlo! El Estado destinó en 2012, 6.598 millones de euros al sostenimiento y promoción de la Iglesia católica.

(publicoscopia en Twitter)

***





“Por más que se predique las iglesias siguen necesitando pararrayos…”

(Lichtenberg)




 "A decir verdad, hace ya mucho que deberíamos estar desesperados...." 

(Robert Musil. "Las tribulaciones del estudiante Törless")



“La vida en sí, la existencia en sí, todo es un lugar común” 
(Thomas Bernhard)

***

1 comentario:

  1. Parece que el Santo Banquero, muleta en mano, se dispone a dar otro pase millonario al presidente. Naturalmente, no entrará a matar aquí sino en los presupuestos del Estado. Está claro que es el platino lo que a la Iglesia más le gusta de los pararrayos.

    ResponderEliminar