lunes, 6 de mayo de 2013

Rafael Calero Palma / ADELA Y LA DIGNIDAD






ADELA Y LA DIGNIDAD

En el telediario de las tres
ponen unas imágenes
del Campamento Dignidad,
en la ciudad milenaria de Mérida.
Mi hija de nueve años me mira
a los ojos y me pregunta:
papá, ¿qué quieren esos hombres?
Dignidad, le digo.
¿Y eso qué es?, pregunta ella.
Eso, Adela, es que no quieres que te traten
como si fueses una mierda.
Entonces mi hija se queda unos instantes
en silencio, pensativa, y me dice:
me gusta mucho ese sitio, papá.

Rafael Calero Palma

(campamento dignidad / poemas para la conciencia.)

***

1 comentario:

  1. Un fraternal y esperanzado abrazo para ambos.

    Salud!

    ResponderEliminar