viernes, 19 de julio de 2013

Jules Renard (Diario)




En cuanto una verdad pasa de las cinco líneas, es novela.

 
31 de diciembre. AÑO: Una rebanada cortada al tiempo, y el tiempo sigue entero.


¿Cómo mirar la vida según el método del que lo cataloga todo y no mira nada?


Se puede cambiar, y seguir siendo absurdo.


Conozco el punto exacto en que la literatura pierde pie y ya no toca el fondo de la vida.
 

La blusa escotada de una joven pálida, con la boca un poco abierta, nos turba más que mil obscenidades. 


El tipo procura parecer inteligente incluso cuando escucha cosas que no entiende.


La modestia siempre es falsa modestia.


La de tonterías que oye un cuadro de museo… pero los horrores que quizá oye un cadáver. 


La verdad no siempre es el arte. El arte no siempre es la verdad, pero la verdad y el arte tienen puntos de contacto; yo los busco.


El pájaro enjaulado no sabe que no sabe volar.
 

Los terrenos inexplorados, siempre baldíos, de las mejores amistades.


La vida, en todas sus formas, es el mejor camino para llegar lo más rápido posible a la putrefacción.


¿La exactitud de una frase o la belleza poética de una imagen? 


Su éxito les permite decir con autoridad, con un aire profundo, cosas absolutamente insignificantes.
 


Jules Renard (Diario)



***

1 comentario: